Cocos para la producción de aceite de coco

Comprar aceite de coco: una inversión en buena forma y salud

Resumen

La decisión de comprar aceite de coco es una decisión consciente en pro de la salud propia. Si se utiliza con regularidad, el aceite de coco enriquece la dieta de los deportistas y todos aquellos que quieran cuidarse gracias a su excelente perfil nutricional y ayuda a conseguir un cuerpo diez. Con el aceite de coco virgen, las perjudiciales grasas trans son cosa del pasado. Pero no todo el aceite de coco es igual.

En el mercado podemos encontrar diversos aceites de coco de calidad y precios muy diferentes. Los aceites de coco de alta calidad enriquecen una dieta sana y se pueden emplear de manera variada en platos calientes y fríos. Para un aporte extra de energía y una forma física saludable, es importante comprar únicamente aceite de coco virgen orgánico, crudivegano y de la más alta calidad.

1. ¿Por qué elegir el aceite de coco de foodspring?

El aceite de coco orgánico foodspring se produce a partir de plantaciones ecológicas y cultivadas de manera sostenible siguiendo estrictamente las normas ecológicas europeas. Por respeto a las personas y a la naturaleza, damos máxima importancia a unas condiciones comerciales y laborales justas. Por eso, adquirimos nuestros cocos exclusivamente a través del comercio justo de pequeñas explotaciones agrarias.

Los cocos se escogen y se recolectan mediante procesos especiales de recolección llevados a cabo de manera manual por jornaleros formados. Así podemos garantizar que solo los cocos 100 % maduros y de la más alta calidad se emplean para hacer aceite de coco foodspring.

Para obtener las valiosas sustancias de los cocos, los agricultores extraen la pulpa de los cocos a mano. Después se prensa en frío cuidadosamente. Así producimos el aceite virgen de alta calidad crudivegana que se diferencia por su color cristalino, un discreto aroma a coco y su contenido de ácido láurico de un 50 %. Evitamos a toda costa procesos dañinos como el refinado, el blanqueo, la hidrogenación o la desodorización.

Recapitulando: Razones para comprar el aceite de coco de foodspring

  • Aceite de coco ecológico, cultivado de manera sostenible
  • Comercio justo
  • Cocos de la mejor calidad
  • Prensa en frío
  • Se evitan todos los procesos dañinos para su producción
Aceite de coco premium foodspring

2. Así reconoces aceite de coco de alta calidad

A la hora de comprar aceite de coco, conviene optar por el aceite de coco orgánico de calidad crudivegana. Para poder valorar la calidad, hay que tener en cuenta una serie de criterios, que te exponemos a continuación a modo de resumen.

Prensado en frío y de la máxima calidad crudivegana

Un aceite de coco de alta calidad tiene que estar prensado en frío y ser de calidad crudivegana. En la etiqueta casi siempre está indicado si ha sido prensado en frío. Si no hay indicaciones sobre el prensado en frío, es recomendable consultar la página web del fabricante o comprar otro producto. Procura comprar siempre aceite de coco no hidrogenado. En los procesos de hidrogenación de materias grasas se forman ácidos grasos trans que tienen un efecto negativo en el rendimiento y la salud.

Otro de los criterios mínimos es que sea aceite virgen. Si un aceite se clasifica como «virgen», significa que no se han utilizado procesos químicos ni refinamiento en su producción. La elaboración estrictamente mecánica garantiza un mínimo de calidad. Los aceites que cumplen con los estándares de calidad más altos son los que se procesan manualmente desde la recolección hasta el prensado.

Aceite de coco orgánico justo para una máxima pureza

El aceite de coco orgánico producido a partir de plantaciones ecológicas sostenibles no contiene pesticidas. Esto protege el cuerpo, a las personas que trabajan en las plantaciones de cocos y el medio ambiente. Los pesticidas contaminan el cuerpo y causan estrés oxidativo, que debilita el sistema inmunitario y reduce el rendimiento.

El comercio justo también es un criterio importante para hacer posible que los jornaleros tengan unas condiciones laborales justas. El aceite de coco convencional, barato y no certificado se recolecta a menudo con ayuda de monos que son tratados y adiestrados en condiciones penosas. Aparte del aspecto de explotación animal, esto también repercute en la calidad del aceite de coco. La cosecha de cocos es un arte. Solo los jornaleros formados pueden reconocer si el coco ya se puede recolectar y si está listo para el procesamiento.

Color, aroma y sabor

Cuando ya has comprado el aceite de coco, el aroma y el sabor son buenos indicadores para comprobar si el aceite cumple lo prometido. El aceite de coco de alta calidad tiene un color blanco cristalino que puede variar según el envase en el que esté. Debe tener un suave olor a coco, pero sin ser molesto o demasiado intenso. Da a los platos un sutil toque de coco pero sin destacar nunca sobre el sabor propio del plato.

3. Comparación: aceite de coco vs. aceite estándar

Los aceites vegetales de alta calidad no refinados se distinguen sobre todo por sus ácidos grasos omega 3 esenciales insaturados. Sin embargo, los ácidos grasos insaturados de estos aceites no son resistentes al calor, a diferencia de los ácidos grasos de cadena media (AGCM) del aceite de coco. Debido a su inestabilidad, cuando utilizamos aceites clásicos, como el aceite de oliva o aceites de frutos secos, para asar u hornear, se producen los perjudiciales ácidos grasos trans. Los ácidos grasos trans contribuyen a aumentar el nivel de colesterol LDL, el cual se asocia con la aparición de enfermedades cardíacas coronarias.

Los AGCM del aceite de coco, en cambio, resisten el calor hasta al menos 200 °C y ayudan a aumentar el nivel de colesterol HDL saludable. En particular, los clásicos aceites de cocina, como el aceite de girasol o el de colza, contienen por naturaleza muchos ácidos grasos omega 6 que también se encuentran en abundancia en las grasas animales o en los frutos secos. Puesto que el propio cuerpo produce ácidos grasos omega 6, no es necesario un aporte externo. El aceite de coco no afecta a la relación de ácidos grasos omega 3 y omega 6, por lo que puede comprarse sin reparos.

4. Comprar aceite de coco: una inversión en salud

Una característica especial del aceite de coco son los AGCM. Los AGCM son los ácidos grasos saturados de cadena media que, al contrario que los demás ácidos grasos, se metabolizan después de las comidas directamente en el hígado. Así, están a disposición del cuerpo casi inmediatamente después del consumo como energía duradera y aprovechable al instante.

Además, estabilizan el nivel de azúcar en la sangre. De este modo aseguran una sensación de saciedad más duradera y evitan ataques de hambre. También proporcionan al cuerpo aminoácidos esenciales como la leucina, la valina y la isoleucina, que son la base para el desarrollo y el mantenimiento de los músculos.


Los AGCM actúan activando el metabolismo y estabilizan el nivel de azúcar en la sangre.


La combinación de estas propiedades hacen que el aceite de coco sea la fuente de energía perfecta para los deportistas y para todos los que simplemente quieren conseguir la figura de sus sueños. A la hora de comprar aceite de coco se tiene que prestar especial atención a que el contenido de ácido láurico sea de al menos 45 % El ácido láurico es el responsable de la mayoría de propiedades positivas del aceite.

5. Ventajas del aceite de coco

La compra de aceite de coco es apropiada para todos aquellos que quieran elevar su energía a un nuevo nivel. Es uno de los aceites más naturales y accesibles para el hombre sin necesidad de grandes procesos de elaboración mecánica. El aceite de coco de alta calidad impresiona por su perfil nutricional completo. Con un alto contenido de fibras vegetales, minerales y vitaminas, contiene aminoácidos esenciales que contribuyen a mantener la musculatura.

A diferencia de los aceites habituales, cuando cocinamos, horneamos o asamos con aceite de coco no se producen grasas trans perjudiciales para el cuerpo. Al contrario: el aceite de coco es resistente al calor hasta 200 °C y proporciona al cuerpo ácidos grasos de cadena media saludables y aprovechables al instante, los llamados AGCM.

Sus propiedades antibacterianas invitan a utilizar el aceite no solo en la cocina sino también en el baño: ya sea como crema, mascarilla capilar, enjuague bucal o para el cuidado de pequeñas heridas, el aceite de coco es un producto muy versátil para la salud.


Consejos para la nutrición.
Adaptados a ti.

Al Body Check