Una mujer con una báscula

Pésate correctamente durante la pérdida de peso: el control de los resultados

Resumen

Un instrumento común para el control de los resultados durante la pérdida de peso, para mantener el peso, para ganar peso o aumentar masa muscular es la báscula, pero muchas veces nos pesamos con un principio equivocado. Unos resultados imprecisos son más que previsibles. Con las siguientes 5 reglas básicas puedes obtener de la báscula valores informativos pesándote de la forma correcta.

1. ¿Cómo pesarse correctamente?

Elige la báscula adecuada

Para empezar a pesarte correctamente empieza por comprarte la báscula adecuada. Aquí pasa lo mismo que para elegir el par de zapatos idóneos: analógica o digital, con una o varias funciones adicionales es una cuestión de gustos y depende del uso. Con las básculas especiales multifunción se puede medir, aparte del peso corporal, el porcentaje de grasa corporal o la frecuencia cardíaca. No obstante, una báscula digital robusta y estable con indicador de peso como función principal es suficiente e idónea para pesarse correctamente.

Pésate solo con una báscula

Cada báscula está sujeta a ciertas tolerancias. Esto significa que según el entorno y la fabricación de la báscula al pesarte en casa, por ejemplo, puedes obtener unos resultados diferentes a los que te da la báscula del gimnasio o la de algún amigo. Para pesarse correctamente solo se debe utilizar una báscula.

Elige el sitio adecuado

Cuando hayas elegido la báscula, tienes que encontrarle el sitio adecuado. Lo ideal es que la báscula esté encima de un suelo lo más llano posible, antideslizante y sin alfombras. En el suelo embaldosado de la cocina o el baño. Una vez posicionada, la báscula ya no debe moverse o girarse para evitar oscilaciones en los resultados.

Shape Shake: el batido para perder peso
Para: conseguir más fácilmente el déficit calórico
Particularidad: muy saciante
Cuándo: para cenar o para sustituir snacks dulces
Proteína vegana: el batido de proteína vegetal
Para: batido de proteínas para la pérdida de peso apto para veganos
Particularidad: 100 % vegetal, sin gluten ni soja
Cuándo: por la mañana, por la noche o después del entrenamiento

Estado antes de pesarse

Pesarse correctamente también significa pesarse siempre en el mismo estado físico y en las mismas condiciones para que los resultados no se vean alterados por ningún peso adicional. 

Así te pesas correctamente

  • En ropa interior o desnudo
  • En ayunas o habiendo bebido uno o dos vasos de agua
  • Después de haber ido al servicio
Una mujer mirando la báscula

Fija un día y una hora para pesarte

Para pesarte correctamente, pésate siempre el mismo día a la misma hora. El peso corporal oscila de 2 a 3 kg al día dependiendo de:

  • La cantidad de líquidos ingerida y eliminada
  • La retención de agua
  • Las reservas de glucógeno llenas por un aumento de la ingesta de hidratos de carbono

Por esto te tienes que pesar siempre a la misma hora, en el mejor de los casos por la mañana después de levantarte, ya que el peso corporal aún no se ha visto afectado por las fluctuaciones naturales del día.

Para conseguir un resultado lo más fiable posible, se recomienda fijar un día de la semana para pesarse. Esto deja tiempo suficiente para poder observar el éxito a largo plazo en el aumento o la disminución de peso y permite mantener la motivación durante toda la semana. Si te pesas todos los días debes tener en cuenta las causas de las posibles oscilaciones de peso y no obsesionarte con cada resultado. Si te pesas todos los días, en cambio, puedes calcular el promedio de peso semanal para obtener una idea general y una tendencia básica en el aumento o la disminución de peso.

Cuando fijes el día para pesarte, es recomendable elegir un día entre semana. Estos días están casi siempre estructurados por el trabajo y la rutina, así que pesarse puede integrarse fácilmente en el día a día. Durante los fines de semana el peligro de descuidarse y comer más que entre semana es mayor, por lo que puede ser útil pesarse regularmente los sábados o domingos para tener un control también de los días libres.

2. ¿Qué te está diciendo tu peso?

Para muchas personas, el número que marca la báscula determina el éxito o fracaso. Muchas veces olvidamos que al pesarnos se muestra todo el peso corporal, que incluye todos los componentes como el porcentaje de grasa corporal, la masa muscular, los órganos, la proporción de agua, la sangre y los huesos. Un aumento o una disminución en la báscula no significa necesariamente que el peso se reduzca solo en grasa corporal o que aumente la masa muscular libre de grasas.

En el proceso de adelgazamiento, sobre todo, es normal una pérdida de peso de hasta varios kilos al inicio de una dieta o un cambio en la alimentación, si bien se trata en su mayor parte de agua o del contenido del tracto gastrointestinal y no de grasa corporal pura. Una pérdida de peso saludable y realista sería de entre 300 y 500 g de grasa corporal a la semana. Cuando se quiere ganar peso o aumentar masa muscular, un aumento de peso en la báscula tampoco consiste exclusivamente de masa muscular libre de grasas, sino también de agua y grasa corporal.

Pesarse correctamente también significa saber interpretar el peso dependiendo del objetivo físico deseado e incluyendo los factores que puedan influir como la retención de agua, el contenido del tracto gastrointestinal o el mayor peso de los músculos en comparación con la grasa.

3. ¿Qué alternativas hay a pesarse?

Es muy importante no obsesionarse con el número de la báscula cuando estamos adelgazando o aumentando de peso ya que esto solo es una parte del control de los resultados. Hay otros complementos y alternativas a pesarse.

  • Fotos del progreso: nos ayudan a tener constancia de los cambios visibles en la complexión independientemente del peso.
  • La prueba de la ropa: al inicio del proceso, comprar unos pantalones, una camiseta u otra prenda de la talla adecuada en ese momento o de la talla que se desee tener y comprobar cada 2 o 3 semanas si la prenda queda bien, si es demasiado grande o pequeña.
  • Medir los contornos con una cinta métrica
  • Medir la grasa corporal con una báscula de bioimpedancia o con un calibre para la medición de los pliegues de la piel

Sobre todo durante la pérdida de peso, la mejor manera de obtener resultados significativos es pesarse correctamente. Así podemos tener un control total de todos los componentes que son importantes en el desarrollo corporal para alcanzar el objetivo deseado a largo plazo.

Shape Shake
Shape Shake «Proteína de calidad para lograr tus objetivos» Deslúmbrame

Consejos para la nutrición.
Adaptados a ti.

Al Body Check