Recetas con alimentos crudos: para más vitalidad


Las recetas con alimentos crudos son cada vez más populares en el marco de una alimentación saludable y una vida sana. La mayor tendencia en este tipo de alimentación no es otra que el batido verde. Los alimentos crudos incluyen solo alimentos no cocinados o que como máximo se han calentado a 40-42 grados.

Ventajas de las recetas con alimentos crudos
  • Alto aporte vitamínico
  • Gran cantidad de fibra
  • Alto porcentaje de ácidos grasos saludables
  • Mucha fruta y verdura
  • Nada de ácidos grasos trans
  • Renuncia a los platos precocinados
  • Libres de aditivos

Si estás pensando en que se reduce a mordisquear zanahorias, te equivocas: la gama de las recetas con alimentos crudos es muy amplia. Varias frutas y verduras, galletitas, pan, pasta, mousse de chocolate, tartas, helado, queso, incluso pescado y carne pueden consumirse parcialmente crudos. Los alimentos clásicos que se utilizan en las recetas con alimentos crudos son muy sencillos, pero si se combinan y se elaboran de forma creativa, ofrecen estupendas recetas saludables: platos para llevar o para una cena elegante, dulces y salados, con contenido alto y bajo en carbohidratos, para adelgazar y para aumentar masa muscular. A menudo, ricos en proteínas y llenos de ácidos grasos saludables.

Alimentos clásicos que se consumen crudos
  • Todo tipo de fruta y verdura
  • Frutos secos, crema de frutos secos
  • Fruta deshidratada
  • Semillas, tallos y brotes
  • Salmón
  • Menos frecuentes: derivados de la leche cruda y huevos

¿Por qué recetas con alimentos crudos?

Las recetas con alimentos crudos son sanas

Muchas vitaminas y nutrientes de las plantas se pierden al someterse a temperaturas elevadas. La preparación a menos de 42° «protege» la mayor parte de las vitaminas. A ello se añade que las recetas con alimentos crudos excluyen automáticamente todos los platos precocinados y muchos productos sometidos a un alto procesado industrial. Por tanto, puedes elegir libremente lo que pones en el plato y lo que es mejor para ti. Sin embargo, no todo tiene por qué servirse frío: hay batidoras que calientan sopas a un máximo de 42° y también pan que nada más sacarlo de la deshidratadora recuerda a pan recién horneado.

El pan de semillas germinadas y frutos secos sacia durante más tiempo que el elaborado con harina y la salsa carbonara de anacardos, aunque tenga mucha grasa, es mucho más sana que la clásica variante con nata. Además, sacia durante más tiempo y aporta valiosísimas proteínas vegetales.

Estas ventajas de las recetas con alimentos crudos requieren algo de ganas de experimentar, pero te ofrecen un sabor intenso y, lo que es aún mejor, una estupenda figura.

Recetas con alimentos crudos para adelgazar

Las recetas con alimentos crudos no están pensadas en un principio para adelgazar, pero se les puede dar ese fin. Por ejemplo, si sustituyes los clásicos espaguetis de harina de trigo por pasta elaborada con calabacín, consumirás bastantes menos calorías por ración.

Recetas con alimentos crudos para ganar masa muscular

Alimentos como los frutos secos y las semillas aportan mucha grasa y proteínas vegetales, al igual que los aguacates. Si quieres ganar masa muscular, debes recurrir de forma intensiva a alimentos como la crema de cacahuete, frutos secos, semillas de chía y aguacate en las fases de aumento de masa. Las legumbres germinadas y las verduras de color verde oscuro, como las espinacas y los canónigos, proporcionan una gran cantidad de proteínas y nada de grasa.

5 reglas fundamentales en la elaboración de recetas con alimentos crudos

  1. Eat Green: las verduras de hoja verde deberían ser parte de todas las recetas sabrosas con alimentos crudos.
  2. Antes de la preparación, deja los frutos secos a remojo de 8 a 12 horas.
  3. Combina verduras con grasas (p. ej., en forma de frutos secos).
  4. Deja que los alimentos germinen en vez de cocinarlos.
  5. Come de forma variada.

Recetas con alimentos crudos: qué hay que tener en cuenta

Deja que los alimentos germinen en vez de cocinarlos

La quinoa, las lentejas, la soja, los garbanzos, el amaranto y la espelta, entre otros, no siempre tienen que cocinarse, sino que pueden dejarse germinar fácilmente al igual que los brotes. Lo único que se necesita es un recipiente de germinación e instrucciones para el cereal o la legumbre correspondiente. A partir de la germinación de muchas semillas incluso puede elaborarse pan. Ventaja: los alimentos germinados facilitan que el cuerpo absorba los nutrientes esenciales que contienen.

Integra poco a poco los alimentos crudos

Con la excepción de los alimentos germinados, los alimentos crudos son más difíciles de procesar que los cocinados. La tolerancia del cuerpo a las recetas con alimentos crudos depende de cada persona. Mientras que hay personas que pueden tomar tres batidos seguidos, otras acabarían con molestias estomacales y meteorismo. Al igual que con todo, con los alimentos crudos el cuerpo también necesita tiempo para acostumbrarse.

Infórmate bien

Los frutos secos deben ponerse en remojo para poder digerirlos mejor. Cada cereal y cada legumbre tiene un tiempo de germinación distinto. Además, ¿sabías que el aguacate también es la base perfecta para elaborar una mousse de chocolate? ¿Que con cacao crudo y plátanos se puede elaborar un estupendo helado? ¿Y que las almendras son una base de tarta estupenda? Para las recetas con alimentos crudos se requiere algo de curiosidad, conocimientos y habilidades, pero a cambio ofrecen mucho en lo relativo a sabor y salud.