Salteado de verduras asiático

Salteado de verduras asiático

con cremosa salsa de cacahuete

Fácil
15 mins
Pérdida de peso

Valores nutricionales: por porción

Calorías 335 kcal 56 kcal / 100 g
Hidratos de carbono 31 g 5 g / 100 g
Proteínas 20 g 3 g / 100 g
Grasa 10 g 2 g / 100 g

Ingredientes:
persona

1/2 brécol (alrededor de 150 g)
1 zanahoria pequeña
1/2 pimiento rojo
1/4 lombarda (alrededor de 150 g)
5 champiñones
1 cebolla pequeña
Para la salsa:
1-2 cdas. Crema de cacahuete de foodspring
2 cdas. salsa de soja
1 cdta. sirope de agave (o miel)
sal, pimienta, guindillas, cilantro para condimentar


¿No sabes qué usos darle a nuestra crema de cacahuete? Aquí te lo explicamos. Además de postres, podrás preparar estupendos platos salados con este producto. Al contrario que en el caso de otras mantequillas de cacahuete, nuestra crema contiene un 100 % de cacahuete. Hemos utilizado incluso las cáscaras de cacahuete por sus valores nutricionales. Con solo un par de ingredientes podrás preparar una deliciosa salsa de cacahuetes en un abirr y cerrar de ojos. Es ideal para cientos de platos: arroz, rollitos de primavera, brochetas de pollo...   

 

 

 
 

Preparación de las verduras salteadas con salsa de cacahuete 

Cada porción contiene 335 kcal. 

  • Corta la verdura en dados o en finas tiras. 
  • Calienta un poco de agua en una sartén y saltea en ella la cebolla. 
  • Añade el brécol y las zanahorias. Agrega poco después los champiñones y el pimiento. 
  • Deja cocer las verduras durante más o menos 10 minutos hasta que queden un poco blandas. Si el guiso queda un poco seco, vuelve a echar agua. Condiméntalas al gusto con sal, pimienta y guindillas. 
  • Para la preparación de la salsa, mezcla la crema de cacahuete con salsa de soja, sirope de agave y 2-3 cdas. de agua. 
  • Agrega para concluir la lombarda y la salsa y mézclalo todo bien. Adorna el plato con cilantro fresco y rocía lima por encima. 

Elaboración:

Reduce calorías al freír: 

En esta receta hemos utilizado un pequeño truco para poder hacer un plato contundente reduciendo calorías. Consiste en cocinar la verdura con un poco de agua en lugar utilizar aceite (como seguramente sueles hacer). Esto no quiere decir en ningún modo que debas preparar todos tus platos de este modo a partir de ahora, pero si tienes que ahorrarte un par de calorías aquí y allá, este truco te lo pondrá más fácil. Usa una cucharada de aceite menos y ya estarás reduciendo más de 100 kcal.



Nuestro consejo para freír: 

Si tienes que usar aceite, entonces el aceite de coco es la mejor opción para freír y cocinar ya que es muy resistente al calor. Es además muy digestivo y proporciona energía de forma prolongada por sus propiedades antioxidantes y sus ácidos grasos de rápida asimilación.