Consejos nutricionales para mantenerse en forma durante las vacaciones – Food Fact Friday

Paella, sangría, pescaíto frito… ¡En verano no nos privamos de nada! ¿Estás dispuesto a empezar desde cero con tus objetivos del entrenamiento cuando se acaban las vacaciones? Si no es así, con los consejos que te proponemos en el artículo de hoy, descubrirás que disfrutar al máximo de tus vacaciones sin perder de vista tus objetivos es posible. 

  1. ¿Por qué nos cuesta tanto cuidar nuestra alimentación durante las vacaciones?
  2. 5 consejos para no perder de vista tus objetivos durante las vacaciones
  3. Nuestra conclusión: infografía

¿Todavía no has encontrado el snack ideal para llevarte de vacaciones?

Nuestras barritas proteicas son la combinación perfecta de fibra alimentaria y proteína whey. Con 33 % de proteínas por barrita, son el snack ideal para llevarse de viaje. No contienen azúcares añadidos ni aditivos innecesarios. ¡Lo mejor es que gracias a nuestro práctico pack de 12 mixto podrás probar los 5 deliciosos sabores disponibles!

Prueba nuestras barritas proteicas

1. ¿Por qué nos cuesta tanto cuidar nuestra alimentación durante las vacaciones?

Cuando estamos de vacaciones, no solemos privarnos de nada: entrante, plato principal, postre… Si además nos vamos de viaje, las ganas de descubrir un país nuevo a través de su cocina hacen todavía más difícil seguir una alimentación saludable.

El problema es que durante las vacaciones solemos ceder a tentaciones a las que nos cuesta menos resistirnos durante el resto del año.

Tapas on a chopping board
©Claudia-Totir

Si empiezas el día con mal pie desayunando bollos en el buffet del hotel, te costará más mantener tus hábitos nutricionales durante el resto del día y acabarás tirando tus avances por la borda con la comida y la cena.

Los expertos en la materia explican este tipo de comportamiento con el efecto «what the hell»: cuanto más te alejes de tus hábitos alimentarios saludables, más te costará volver a ellos. ¹

Por nuestra parte creemos que no hay nada más fastidioso que pasar las vacaciones contando calorías. Tampoco queremos decir con esto que debas dejarte llevar y olvidar tus prioridades. Al fin y al cabo, las vacaciones deberían servir para descansar y así volver a la rutina con energías renovadas.

La clave está en tener unos hábitos alimentarios de los que no sea necesario tomarse unas vacaciones. Los objetivos nutricionales y de entrenamiento deben ser además considerados a largo plazo.

2. 5 consejos para no perder de vista tus objetivos durante las vacaciones

A continuación, encontrarás una serie de trucos y consejos para que puedas mantenerte en forma mientras disfrutas al máximo de tus vacaciones.

#1 Alternativas saludables

Evita los alimentos fritos y rebozados. ¿Sabías que el rebozo absorbe cantidades ingentes de grasa? Esto implica que casi la mitad de las calorías de estas comidas provenga del rebozo y no de aquello que ha sido rebozado. Resulta mucho más saludable optar por pescado, verduras o carne a la parrilla o guisados.

Prescindir completamente del pan tampoco es la solución. Procura comer las variantes integrales en lugar de productos a base de harina de trigo. Los alimentos integrales te aportarán más nutrientes y carbohidratos complejos en cantidad. 

protein-ice-cream-am-stiel
©foodspring

Remplaza los helados y la bollería por frutas frescas. ¿Acaso hay algo mejor que una refrescante tajada de sandía cuando hacen 40 grados a la sombra? Cuanto más tropical sea el destino de tus vacaciones, más exóticas serán las frutas que puedas descubrir. ¡Olvídate de los remordimientos!

#2 La preparación es la clave

Estar de vacaciones no implica necesariamente que te vayas a librar del estrés. Las visitas a las diferentes atracciones turísticas se suceden sin descanso y las comidas no se hacen con la regularidad deseable. Esto suele provocar que las ganas de comer alimentos especialmente calóricos aumenten.

Si te llevas snacks saludables de viaje, resistir a las tentaciones será mucho más fácil.

nuts-and-berries
©foodspring

Nuestra mezcla de frutos secos y bayas te aportará una buena cantidad de proteínas, ácidos grasos esenciales y vitaminas. Sin sales ni azúcares añadidos. Es el snack perfecto para aquellas personas que no estén seguras de tener un antojo de algo dulce o salado.

No comas siempre fuera. Si tienes una cocina en tu apartotel o una nevera en tu habitación de hotel, podrás preparar una comida cada día. Así cuidarás tu salud y tu cartera al mismo tiempo.

overnight oats
©foodspring

Nuestro consejo: combinando frutas frescas, yogur natural y los copos de avena tendrás el desayuno saludable perfecto para empezar el día con energía. ¿Necesitas un poco más de variedad y de proteínas en tus comidas?

¡Añade entonces un poco de proteína en polvo a tus desayunos! Nuestras muestras de proteína whey son especialmente cómodas para tomar allá donde estés ya que no ocupan casi espacio. Con proteína de la mejor calidad y una solubilidad perfecta tanto con leche como con agua.

#3 Encuentra el equilibrio

Prohibirse cosas no funciona ni durante las vacaciones ni durante la vida cotidiana.

Si te apetece comer un postre al acabar de comer, ¡hazlo! También puedes compartir los entrantes o los postres cuando tengas antojos.

Different Desserts on a coffde table
©Alexander-Spatari

Procura comer lentamente para disfrutar más de lo que comes. Durante las vacaciones te costará mucho menos crear ese hábito que durante el resto del año.

Si vas a comer fuera, te recomendamos que pidas que te pongan las salsas y aderezos en recipientes aparte. De ese modo podrás determinar tú mismo cuánta salsa necesitas.

#4 Mantente hidratado

¡Hay que beber! Sobre todo, agua. Evita no obstante las bebidas azucaradas por su elevado contenido de calorías, ya que a la larga solo servirán para depositarse en tus caderas.  

#5 Come lo suficiente

No te saltes ninguna comida, porque te estarás exponiendo a los temidos ataques de hambre. Come regularmente de 4 a 6 comidas al día con porciones pequeñas, como durante el resto del año.

3. Nuestra conclusión: infografía

Como creemos que para disfrutar a fondo de las vacaciones no hay que privarse de nada, hemos resumido en la infografía siguiente los consejos más importantes del artículo:

¹ Herman, Polivy und Esses (1987): The illusion of counter-regulation. In: Appetite. 9 (3). S. 161 – 163.

Related Posts

Comentarios

shares