Lee en 4 min

Hacer deporte en días de mucho calor: qué tienes que tener en cuenta

Redactor fitness
Dominic es periodista deportivo y entrenador personal, y se encarga de nuestros artículos sobre fitness. Además, produce nuestros planes de entrenamiento gratuitos.

Es pleno verano, el sol brilla y la temperatura sube. ¿Qué puede ser mejor que disfrutar de la vida al aire libre con la familia o los amigos? Y si aprovecháis esas salidas para practicar deporte todos juntos, mejor que mejor. Si sigues nuestros 7 consejos, podrás mantenerte activo incluso con temperaturas elevadas sin ningún problema. 

¿Es saludable practicar deporte en verano? 

El ejercicio te ayuda a poner en marcha la circulación, a fortalecer los músculos, a mejorar la resistencia y, en combinación con un déficit calórico, a perder peso de forma eficaz. En principio, esto es así tanto en verano como en cualquier otra época del año.

Hacer deporte es igual de saludable que en cualquier otra estación. Puedes y debes seguir persiguiendo tus objetivos aunque el calor apriete. Sin embargo, sí que es verdad que hacer ejercicio en verano suele resultar mucho más difícil para todo el mundo. Los entrenamientos son más agotadores en general y tu propio rendimiento suele bajar. Esto se debe, en parte, al aumento de la luz solar y a las altas temperaturas, que pueden suponer un esfuerzo adicional para el organismo. Pero no te preocupes, porque con los consejos que te vamos a dar, nada se interpondrá entre tú y tus sesiones de entrenamiento.

Consejo: Es muy importante tomar suficientes líquidos al hacer deporte con altas temperaturas. Además de beber agua, las bebidas isotónicas son también una gran opción. Nuestra bebida isotónica Coco Whey contiene deliciosa agua de coco y una porción extra de proteínas para tus músculos.

Descubre nuestra bebida Coco Whey
©foodspring

¿Se puede perder peso haciendo deporte a altas temperaturas?

El deporte, en combinación con un déficit calórico, ayuda a adelgazar. La época del año no influye para nada en esto. Sin embargo, si notas que pierdes peso con más facilidad en verano que en otras épocas del año, puede que sí que tenga algo que ver de manera indirecta.

Las altas temperaturas nos hacen sudar más, pero el sudor no es grasa quemada, sino agua que el cuerpo excreta a través de la piel para enfriarse. Por lo tanto, esa pérdida de peso que experimentamos al sudar no es permanente. En cuanto tomas líquidos a través de la comida o la bebida, la pérdida de agua se equilibra.

Debido a las altas temperaturas, la gente bebe más agua y come en menor cantidad y alimentos más ligeros en general, como frutas y verduras. Esto crea un mayor déficit calórico y hace que se pierda peso más rápidamente.

©Alliance

8 consejos para practicar deporte en verano

1. La hidratación es superimportante

El cuerpo pierde líquidos a través del sudor y la respiración. Por eso, es especialmente importante beber lo suficiente cuando hace calor, aunque no se sude mucho. Al hacer deporte a altas temperaturas, el sistema de enfriamiento del cuerpo, que es el encargado de regular la temperatura corporal, funciona a toda velocidad. Con tan solo una pérdida de líquido del 2% el rendimiento baja muchísimo.

2. Elige la hora adecuada para hacer ejercicio

Hacer ejercicio en las horas centrales del día, bajo el sol abrasador y con un calor horrible, es lo que más estresa al cuerpo, por lo que no es para nada recomendable. Programa tu sesión de entrenamiento para evitar las altas temperaturas del mediodía. El mejor momento para hacer ejercicio es a primera hora de la mañana, poco después de levantarte, hasta media mañana, o a última hora de la tarde, cuando la intensidad del sol va disminuyendo.

3. Encuentra el lugar perfecto 

Si no tienes más remedio que hacer tu sesión de entrenamiento durante las horas de más calor, busca un lugar con sombra, por ejemplo, bajo un árbol. Si sales a correr, hazlo en el bosque o en un parque. Por supuesto, también puedes entrenar en casa o en el gimnasio. Seguramente tu gimnasio tendrá aire acondicionado.

©spwidoff

4. Utiliza ropa deportiva funcional 

Simplemente con llevar la ropa adecuada, ayudas a tu cuerpo a que se refresque más fácilmente en verano. A diferencia de las camisetas de algodón y los pantalones gruesos para correr, la ropa funcional es mucho más ligera y transpirable. Usar ropa blanca para taparte la cabeza también te ayuda a prevenir insolaciones.

5. Usa crema solar

Quemarse en verano es mucho más fácil de lo que crees. Por lo tanto, recuerda que siempre te tienes que poner protección solar. No querrás tener que parar tu sesión de entrenamiento a mitad por culpa de una quemadura que se podría haber evitado, ¿verdad?

6. Come fruta y verdura

Las altas temperaturas hacen que muchas personas no tengan ganas de comer alimentos sólidos. Las frutas y verduras son perfectas para el verano. Además de vitaminas y minerales, contienen mucho líquido, fibra y menos calorías que muchos otros alimentos. De este modo, repones tus reservas de agua y ayudas a mantener tu déficit calórico.

7. Baja el ritmo

Los entrenamientos interválicos de alta intensidad (HIIT) ahorran mucho tiempo, pero con las altas temperaturas del verano también suponen un gran esfuerzo para el cuerpo. Baja el ritmo y entrena un poco más despacio. Si tu cuerpo se acostumbra a las altas temperaturas después de algunas sesiones de entrenamiento, puedes volver a aumentar lentamente la velocidad.

8. Presta atención a cualquier señal de peligro

Aprende a escuchar a tu cuerpo y tómate en serio las señales que indiquen algún riesgo para tu salud. Los calambres por calor suelen ocurrir al practicar actividad física intensa a altas temperaturas. Aparecen en las pantorrillas o en los muslos y son el primer signo de que estás sobrecargando tu organismo.

Si estás pálido, te sientes débil, mareado, te duele la cabeza o incluso vomitas, significa que te está dando una bajada de tensión por calor. Ponte a la sombra inmediatamente, bebe mucho líquido y ponte un paño refrescante en la frente. Si los síntomas son graves, también es recomendable acudir al médico, ya que podría tratarse de una insolación o un golpe de calor.

Conclusiones

  • Practicar deporte en verano no es ni mejor ni peor que hacerlo en otras épocas del año
  • Sudar más no te hará perder peso más rápido porque al sudar lo único que pierdes es agua
  • Solo se pierde peso cuando se tiene un déficit calórico
  • Cuando hagas ejercicio en verano, asegúrate de beber lo suficiente y de protegerte la cabeza del sol
  • No te esfuerces en exceso y tómate en serio las señales de alerta que te envía tu cuerpo
Fuentes del artículo
En foodspring nos servimos únicamente de fuentes contrastadas y de calidad a la hora de redactar nuestros artículos, así como de estudios avalados científicamente. Descubre nuestras líneas editoriales y conoce de qué forma contrastamos los datos para ofrecerte sólo los contenidos más fiables.

Artículos relacionados