Lee en 3 min

Pasta proteica – ¡pocos carbohidratos, pero un extra de sabor!

Redactora de contenidos & nutricionista
Leyla es nutricionista y escribe artículos relacionados con la alimentación y estilos de vida saludables. Además, se encarga de coordinar nuestros planes nutricionales gratuitos.

Con menos carbohidratos, pero con todo el sabor de la auténtica pasta. Nuestra nueva pasta proteica está hecha para disfrutar sin remordimientos de ningún tipo.

¿Te resulta imposible imaginarte una vida sin pasta? Nuestra pasta proteica contiene mucho más que carbohidratos simples. Es perfecta para disfrutar comiendo sin perder de vista tus objetivos.

Nuestra nueva pasta está repleta de proteína vegetal y contiene 66 % menos de hidratos de carbono pero 4 veces más de proteína que la pasta tradicional. Es además vegana y no contiene soja.

©foodspring
Prueba nuestra pasta proteica

Pasta proteica – tan pocos carbohidratos que te costará creer que sea pasta de verdad

Espaguetis, tagliatelle, tallarines… ¿A quién no le gusta la pasta?
Este alimento italiano no está únicamente delicioso, sino que es además sorprendentemente polifacético.

El único problema es que contiene muchos carbohidratos. La pasta de trigo tradicional te aportará calorías provenientes casi exclusivamente de los carbohidratos. La energía de este tipo de calorías está sin embargo disponible por un tiempo limitado, ya que la pasta a base de harina de trigo eleva nuestros niveles de azúcar con rapidez.

En lugar de emplear grandes cantidades de hidratos de carbono, hemos optado por la mejor proteína vegana para la elaboración de nuestra pasta proteica.

El guisante es especialmente rico en todos los aminoácidos esenciales y BCAAs. Los BCAAs se caracterizan por estar rápidamente disponibles para tus músculos y por aportarte un buen chute de energía.

Nuestro cuerpo no puede producir aminoácidos esenciales por sí mismo. Por eso deben ser consumidos a través de la alimentación.

Queremos ofrecerte lo mejor para tus músculos. Por eso hemos empleado concentrado de proteína del guisante en lugar de harina de guisante.

Esto implica que utilizamos únicamente la proteína aislada, prescindiendo así de los carbohidratos y de la fibra alimentaria durante el proceso de producción.

Menos carbohidratos y más proteína: ¡lleva tu cocina fitness al siguiente nivel!

¿Quieres disfrutar de comidas libres de remordimientos y sacarles el máximo partido a tus platos de pasta? Toma entonces buena nota de los consejos que te proponemos a continuación para una cocción perfecta de la pasta.

Cómo preparar la pasta perfecta

¿Te cuesta creer que algo pueda salir mal a la hora de cocer pasta? ¡Sigue entonces leyendo para convencerte de lo contrario!

#1 Haz la prueba de cocción

Tanto el tamaño de la olla como la cantidad de agua empleada determinan la velocidad y la uniformidad con la que se cueza la pasta. Olvídate por lo tanto de las recomendaciones de los paquetes de pasta y comprueba su cocción antes de servirla.

#2 Sala el agua de la pasta

¿Eres de los que piensan que basta con salar la pasta después de colarla?

Salar el agua en la que cueces la pasta no sirve únicamente para que la pasta esté más salada.

El contenido de sal de la pasta y del agua debe ser equilibrado para evitar que la pasta tenga un sabor acuoso después de la cocción.

#3 No enfríes la pasta con agua

No enfríes la pasta con agua fría cuando esté cocida.
Al hacerlo, el agua fría se lleva consigo el almidón de la pasta y la salsa no podrá ligarse de la misma manera que cuando no lo haces.

Evita añadir aceite a la pasta una vez esté cocida. Si lo haces, impedirás que la salsa se ligue bien a la pasta y consumirás calorías innecesarias.

#4 Remueve la pasta en cuanto esté en la olla

¿Cuando cocinas pasta sueles echarla al agua hirviendo para esperar luego a que esté hecha sin hacer nada más?

¡Pues no deberías! Resulta conveniente removerla justo después de echarla en la olla y de cuando en cuando mientras se esté cociendo. De este modo evitarás que se pegue al final.

#5 Reserva siempre un poco del agua de la pasta

El agua de la pasta contiene mucho almidón. Éste te servirá para darle un sabor y una cremosidad más intensos a la salsa. Es además especialmente útil para ligar la pasta con la salsa.

Nuestras recetas favoritas

Descubre los platos más populares de pasta reinterpretados. Son ideales si quieres cuidar de tu línea, pero no quieres estar siempre comiendo espaguetis de calabacín.

Pasta proteica con boloñesa vegana

©foodspring

Prueba nuestra alternativa vegana a esta conocida especialidad italiana. Nuestra pasta proteica con salsa de tomate, hierbas frescas y gránulos de soja se adaptará a la perfección a tu cocina fitness.

Pasta proteica con pesto de albahaca

©foodspring

Si a veces te falta el tiempo, el pesto es una alternativa perfecta. Para preparar el que hoy es proponemos, solo necesitarás piñones y anacardos tostados, aceite, levadura nutricional, ajo y las especias que más te gusten.

¿Te gustaría descubrir más recetas con nuestra pasta proteica? ¡Échale entonces un vistazo a nuestra página de recetas!

Fuentes del artículo
En foodspring nos servimos únicamente de fuentes contrastadas y de calidad a la hora de redactar nuestros artículos, así como de estudios avalados científicamente. Descubre nuestras líneas editoriales y conoce de qué forma contrastamos los datos para ofrecerte sólo los contenidos más fiables.

Artículos relacionados