Crema Proteica

«Crema de chocolate con un 85 % menos de azúcar.»

  • Crema Proteica
  • Crema Proteica
Envío en 2-3 días
200 g
4,99 €
(2,50 €/100 g) Incl. IVA & más envío
  • 10% de descuento
  • El próximo pedido se creará automáticamente - predeterminado cada 4 semanas
  • Puedes cambiar tu frecuencia de envío en el carrito de compras.
Rica en proteínas y en fibra
Menos carbohidratos
85 % menos azúcar, sin azúcares añadidos**
Fuente de proteínas
Fuente de proteínas
3 veces más proteínas para tus músculos
Receta mejorada
Sabor auténtico de ingredientes auténticos
Intensos granos de cacao, avellanas cuidadosamente tostadas
Sin aceite de palma.
Sin aceite de palma
Sin aditivos innecesarios
Leche de vacas alimentadas con pasto
Proteína de suero de leche de alta calidad
Más proteína, menos grasa*
info
Crema de cacao y avellanas con proteína de lactosuero. Con edulcorante.
Ingredientes (Crema proteica - Avellana)
Edulcorante (maltitol), concentrado de proteína de lactosuero (de leche) (22%), aceite de girasol, avellanas (13%), suero de leche dulce en polvo, cacao magro en polvo (6,5%), mantequilla de cacao, emulgente (lecitina de girasol), aroma natural de vainilla. Puede contener otros frutos de cáscara.
Nota
Un consumo excesivo puede producir efectos laxantes.
Valores Nutricionales por 100g
Valor Energético 2145 kJ / 517 kcal
Grasas 37 g
de las cuales saturadas 7,1 g
Hidratos de carbono 33 g
de los cuales azúcares 7,4 g
de los cuales alcoholes polihídricos 24 g
Proteínas 21 g
Sal 0,20 g
Valoración media de los clientes

Riquísimo

Esta muy bueno, tiene casi el mismo sabor que la crema de chocolate y avellanas tradicional de dos sabores

Riquisima

Me encanta sabor y textura

Enamorados de nuestra nueva nutella

Es un peligro!!!! Nos la podemos comer completa de una vez, deliciosa!

Estupendo

Fantástico

Una fantasía

Esta crema está muy muy buena, me encanta, siempre la pido

Muy buena

Está buena, pero bajo mi punto de vista, está mejor la de avellana.

Sin remordimiento

Ya puedes comer crema de cacao sin remordimiento

Nivel Dios

la mejor crema del mundo

Deliciosa.

Nada que envidiar a las famosas cremas comerciales, sabor exquisito y muy bien logrado, y con alto contenido de proteínas en un valor caloricos bien equilibrado.

Fabulosa

Realmente deliciosa, un producto muy bien lograse se sabor y textura y con unos valores energéticos y caloricos muy equilibrados, mi preferida.

1 / 78
Preguntas frecuentes
¿De verdad que vuestra crema proteica no contiene aceite de palma?

Al contrario que la crema de avellanas convencional, nuestra crema proteica no contiene aceite de palma. Sencillamente porque el aceite de palma es conocido por contribuir a la deforestación de la selva en Asia y, por tanto, destruye el hábitat de un sinfín de especies. A pesar de ello, nuestra crema proteica es la mar de cremosa gracias al aceite de girasol, la manteca de cacao y el aceite de coco.

¿Cómo puede ser que la crema proteica esté tan rica aun sin azúcares añadidos?

Normalmente, la mitad del bote de crema de avellanas convencional es puro azúcar, mientras que nuestra crema proteica no contiene nada de azúcar granulado. Para nuestra crema proteica utilizamos maltitol, un edulcorante con el 75-80 % del dulzor del azúcar pero solo una fracción de sus calorías.

¿Qué cantidad de crema proteica puedo comer si quiero adelgazar?

Para perder peso, tienes que ingerir menos calorías de las que quemas. La crema proteica contiene proteína de suero de leche, grasas saludables, cacao y avellanas, que tampoco están libres de calorías. Sin embargo, la composición nutricional es mucho mejor que la de la crema de avellanas convencional: menos calorías procedentes del azúcar, y calorías procedentes de proteínas y grasas saturadas. Para que tu cuerpo pueda aprovechar estas calorías de forma más sostenible.

¿Hay que guardar la crema proteica en el frigorífico?

La mejor manera de disfrutar nuestra crema proteica es a temperatura ambiente, ya que entonces resulta muy fácil de untar en el pan, se derrite de forma homogénea sobre las tortitas o se va directa de la cuchara a tu lengua.