Lee en 6 min

Bebidas isotónicas: propiedades, eficacia y utilidad

Periodista freelance
Carina es periodista freelance y se encarga de escribir artículos sobre estilos de vida y alimentación

¿Es el consumo de bebidas isotónicas el medio más eficaz para hidratarte cuando haces deporte? Te contamos qué supone realmente consumir estas bebidas deportivas, qué contenidos tienen los productos de este tipo (sales minerales, azúcar, etc.) y para qué pueden servir.

Bebida “isotónica”: ¿qué significa exactamente?

Muchos deportistas se preguntan cómo calmar la sed durante una sesión de entrenamiento. Puede que tú seas más de agua, pero quizás hayas probado las bebidas isotónicas para compensar el sudor cuando haces deporte. ¿Qué es lo que aportan estos productos exactamente y en qué consisten? ¿No son más que agua o tienen más propiedades? 

Al contrario de lo que pudieras pensar, una bebida isotónica no es agua con azúcar. El término “isotónico” aparece a menudo en el ámbito científico. Para considerar que una solución es isotónica, ha de tener la misma presión osmótica que la sangre humana. Cuando esto sucede, el intercambio de líquidos se acelera. Este intercambio de líquidos implica la sustitución de las sales minerales y los nutrientes que el cuerpo pierde al hacer un esfuerzo a través del sudor por otros nuevos, aportados por la bebida isotónica.

Una bebida es isotónica, pues, cuando presenta la misma proporción de líquidos, nutrientes y minerales que la sangre. Los compuestos de las bebidas isotónicas, también denominadas “energéticas”, los puede absorber y digerir el organismo rápidamente

Al carecer de definición legal, el término “isotónico” recoge muchas bebidas en su categoría, como los productos especialmente concebidos para deportistas, las bebidas gaseosas de frutas e incluso la cerveza sin alcohol. Ten cuidado: algunas pueden contener mucho azúcar.

¿Para quiénes están hechas las bebidas isotónicas y qué ventajas ofrecen durante el entrenamiento?

Como su propio nombre indica, las bebidas isotónicas o deportivas están concebidas para los deportistas y tienen como objetivo proveer al organismo con líquidos durante y después del ejercicio. 

Estos productos se recomiendan especialmente a deportistas profesionales. Y con razón: no solo ayudan a hidratarse más que con agua, sino que también aportan más energía. La composición de una bebida isotónica ha de garantizar un paso rápido de los ingredientes por los intestinos para que la absorción sea la adecuada.

Durante un largo entrenamiento de resistencia, consumir una bebida isotónica (en lugar de mera agua) te permite seguir esforzándote y alcanzar un mayor rendimiento deportivo. La energía necesaria la aporta principalmente su cantidad de carbohidratos, entre ellos, glucosa, polímeros de glucosa y sacarosa. Además, estas bebidas calman la sed y favorecen la absorción de líquidos durante la actividad física gracias a su fuerte concentración de sodio, lo cual compensa la pérdida de agua y minerales a través del sudor.

Es muy importante diferenciar entre “bebidas energéticas” y “bebidas energizantes”, ya que estas últimas son estimulantes del sistema nervioso, por lo que se recomienda no consumirlas durante una actividad física. Por su parte, las bebidas energéticas responden, en principio, a las necesidades específicas de los deportistas. Sin embargo, no es necesario consumirlas cuando realizamos actividades de ocio o deportes en grupo, como fútbol, running a ritmo moderado o incluso danza.

Por el contrario, son buenas aliadas durante un entrenamiento fraccionado de alta intensidad con gran cantidad de sudor, para un largo entrenamiento de resistencia (como dos o tres horas corriendo) o al practicar deporte cuando hace mucho calor.

Truco de nuestra redacción: ya sea para correr, hacer natación o ir en bici, nuestros Workout Aminos son perfectos para compensar la cantidad de líquidos perdidos a raíz de esos entrenamientos con los que se suda mucho. Una sola bebida con la combinación perfecta de proteínas, EAA y BCAA.

Las virtudes isotónicas de la cerveza sin alcohol después de hacer deporte: ¿mito o realidad?

Por muy extraño que parezca, hay quienes consideran que la cerveza sin alcohol es la bebida ideal para los deportistas. Sin embargo, no conviene consumirla durante las sesiones de entrenamiento y las competiciones. Además, hay que procurar tomar estas bebidas siempre con moderación, ya que en realidad contienen una cantidad moderada de alcohol. Pero, si te apetece regalarle al cuerpo una cervecita sin alcohol después de un gran esfuerzo, puedes hacerlo sin remordimientos.

Efectivamente, gracias a los nutrientes y minerales que contiene, la cerveza sin alcohol ofrece las mismas propiedades isotónicas que las bebidas deportivas que se consumen para tal efecto. Sin embargo, presenta un inconveniente: su bajo contenido sodio. Al sudar, nos deshacemos de esta sal mineral en particular, por lo que surge la necesidad de compensarla. Eso sí, si quieres disfrutar de los beneficios de una bebida por sus virtudes isotónicas, vale la pena leer antes sus valores nutricionales con atención.

¿Cómo hacerte tu propia bebida isotónica?

Erfrischende Getränke
©foodspring

El problema de las bebidas isotónicas en el mercado es que su contenido en minerales y azúcares puede variar considerablemente de un producto a otro. Además de azúcares añadidos, algunas contienen incluso aditivos artificiales, como aromas, colorantes y edulcorantes. Para evitarlo, puedes ponerte manos a la obra y ¡hacerte tu propia bebida!

La versión casera no debería ser ni difícil ni cara. Es tan fácil como mezclar dos partes de agua rica en sodio (unos 600 miligramos de sodio por litro), con una parte de zumo. Para medir la cantidad de cada ingrediente con precisión, puedes usar una taza como referencia. Y, si puedes, ¡evita el azúcar!

¡Eso es todo! Ya tienes tu propia bebida energética lista para usarla en tu próximo entrenamiento. Si tienes en mente un entrenamiento de poca intensidad, vale con un zumo energético diluido con más agua, que tendrá una concentración inferior de partículas y electrolitos.

Existen diferentes recetas de bebidas deportivas para las fases de antes, durante y después del entrenamiento. De esta manera, tu cuerpo obtendrá siempre lo que realmente necesita. Esto es así porque la duración y la intensidad de cada sesión juegan también un papel importante a la hora de preparar una bebida energética hecha en casa. Deberías tener estos factores en mente si vas a investigar para encontrar la receta ideal de bebida isotónica (con más o menos agua, con o sin azúcar, etcétera).

Comprar una bebida isotónica: qué has de saber

¿Sientes la llamada de una bebida isotónica cuando entrenas? No caigas en la trampa de comprar la primera con la que te cruces. Lo primero que tienes que hacer es echarles un vistazo a los valores nutricionales de un producto antes de comprarlo. Debería contener, entre otras cosas, carbohidratos, que aportan energía rápida y alimentan los músculos con la cantidad adecuada de azúcares.

Conviene además mencionar los electrolitos, unas sales minerales que son uno de los principales componentes de las bebidas isotónicas. Durante sesiones de entrenamiento especialmente intensivas y con mucha sudoración, se pierden entre un cinco y un siete por ciento de las reservas corporales de sodio y cloro. Las bebidas isotónicas que contienen la cantidad suficiente de estas sales minerales o electrolitos permiten evitar una carencia que podría tener un efecto negativo en el rendimiento deportivo.

Pero, ojo, que no todas las bebidas fitness cumplen lo que prometen. Siempre te conviene contrastar lo que publicitan y lo que el producto contiene de verdad. Por ejemplo, aunque incluyan electrolitos, también pueden incorporar gran cantidad de azúcares añadidos, pero no lo dicen claramente. Comparar los diferentes fabricantes puede ser de gran ayuda para no consumir más azúcares y aditivos artificiales de la cuenta. Huye de las bebidas isotónicas que contengan demasiados aditivos innecesarios. Si solo dispones de bebidas deportivas con mucho azúcar en un momento dado, mejor quédate con el agua.

Como ya te hemos aconsejado antes, con nuestros Workout Aminos siempre acertarás. Gracias al calcio y el magnesio que contienen, te asegurarás de que tus músculos rinden al máximo mientras entrenas, y su contenido en BCAA y EAA te ayudará a darlo todo. Además, contienen ginseng y ginkgo biloba, que te permitirán mantener el nivel de energía que necesitas, sin tener que tirar de cafeína.

Las bebidas isotónicas: conclusiones

  • Una bebida isotónica está compuesta de sales minerales (electrolitos) y tiene la misma presión osmótica que la sangre.
  • Entre otras cosas, los electrolitos y la presión osmótica adecuada le permite compensar más rápidamente los minerales y nutrientes que se pierden durante las sesiones de entrenamiento intensivas.
  • Las bebidas isotónicas son particularmente buenas para los deportistas de competición y están adaptadas para entrenamientos de resistencia muy largos durante los que se suda en exceso.
  • Las bebidas energéticas también se pueden hacer en casa de una forma fácil y económica.
  • Si quieres comprarte una bebida deportiva en una tienda, deberías prestarle atención a los componentes, así como a la composición natural de sus ingredientes. SI tiene demasiada azúcar, mejor bebe agua.
Fuentes del artículo
En foodspring nos servimos únicamente de fuentes contrastadas y de calidad a la hora de redactar nuestros artículos, así como de estudios avalados científicamente. Descubre nuestras líneas editoriales y conoce de qué forma contrastamos los datos para ofrecerte sólo los contenidos más fiables.

Artículos relacionados