Lee en 5 min

8 consejos para mantenerse en forma durante las vacaciones

Redactor fitness
Dominic es periodista deportivo y entrenador personal, y se encarga de nuestros artículos sobre fitness. Además, produce nuestros planes de entrenamiento gratuitos.

Ya pases las semanas de verano de piscina en piscina, en la montaña o tomando el sol en la playa, te apetecerá encontrarte bien físicamente. Si además quieres mantenerte en forma durante las vacaciones, no pierdas de vista tu objetivo y lee con atención nuestros consejos.

¿Qué haces durante las vacaciones de verano?

Por fin llegan las vacaciones, así que te mueres de ganas de nadar, da igual si es en la playa, la piscina o el lago. Además, como llevas todo el año entrenando y siguiendo un programa de alimentación saludable, seguro que te apetece un montón lucir pantalones cortos y bañadores.

Durante las semanas de vacaciones, también es momento de divertirse, sin tener que estar pendiente de prestarle atención a las comidas o los deportes. Es totalmente normal… ¡Aprovecha! ¿Para qué están las vacaciones si no?

Consejo de nuestra redacción: ¿Sueles complementar tu ingesta proteica con un batido de proteínas, pero no te cabe la caja en la maleta? ¡Ningún problema! Ten a mano las proteínas que necesitas en todo momento con nuestras muestras de proteína vegana.

Prueba nuestra Proteína Vegana

¿Qué puede impedirte mantenerte en forma durante las vacaciones?

1. No hay gimnasios disponibles

Cuando nos vamos de vacaciones a un hotel pequeño, un hostal o un apartamento vacacional, normalmente no suele haber un gimnasio para continuar con un programa de entrenamiento.

2. Sin tiempo para entrenar

Quieres aprovechar tus vacaciones: entre ver a amigos, visitar esto y lo otro, probar algún plato típico y un sinfín más de actividades, las horas se pasan volando y al final no sacamos tiempo para mantener las rutinas deportivas a diario.

3. Es difícil resistirse

Entre el buffet del hotel (¡viva el desayuno continental!) y las cenas en restaurante, se suele comer mucho durante las vacaciones. A esto hay que sumarle los aperitivos, los cócteles, las cervecitas fresquitas​​… Vamos, un montón de calorías que se van a los lugares menos deseados sin que ni siquiera nos demos cuenta. Ya con una sola semana de malos hábitos, hay personas que suben de peso y se notan cambios en el aspecto. Por supuesto, no hay nada malo en esto, simplemente significa que nos estamos descuidando un poco mientras disfrutamos de las vacaciones. Además, luego puede ser más difícil volver a los buenos hábitos y hay gente que necesita hacer una dieta detox después.

Pero no te preocupes: gracias a nuestros diferentes consejos, sabrás cómo mantenerte en forma y guardar la figura sin complicarte la vida durante este merecido descanso.

fit im urlaub
©pixdeluxe

8 consejos para mantener los buenos hábitos

1. Actividad física durante las vacaciones

Las vacaciones en la playa son perfectas para vaguear… Y es que no hay nada mejor para disfrutar de un merecido descanso del trabajo que despanzurrarse al sol. Eso sí, siempre puedes hacer que ese momento sea aún más placentero con un poco de actividad física al aire libre antes de pasarte el día dando vueltas en la toalla. No nos referimos a practicar deportes acuáticos como el surf (pero si quieres probar el surf, adelante), sino que la clave está en realizar actividades ligeritas. Por ejemplo, podrías ir a la playa en bicicleta en lugar de coger el coche. Aunque, si no tienes una bici a mano, no hay problema: siempre puedes dar un paseíto hasta la costa (total, ¡será por tiempo libre!). Y, si tienes el alojamiento al ladito del agua, no hay nada como nadar en el mar para refrescarse y relajarse y mantener la actividad física. El cuerpo necesita estar activo y te lo agradecerá.

Hagas lo que hagas, tendrás mucho tiempo para relajarte y el momento de descanso será mucho mejor después de activar un poco el cuerpo.

2. Un hotel con gimnasio

Muchos hoteles tienen en sus instalaciones spas con gimnasio. Tenlo en cuenta cuando reserves el alojamiento. Con un poco de suerte, igual te puedes dar un capricho y hacerte un masaje posejercicio. Así no dejarás de entrenar durante las vacaciones.

3. ¿No hay gimnasio? No hay problema

Aunque no tengamos un gimnasio a mano, podemos mantener el entrenamiento durante las vacaciones de verano. Simplemente hay que variar los ejercicios y adaptarlos según los medios disponibles. Y ¡no te tienes que tirar una hora al día haciendo deporte! Por ejemplo, puede hacer actividades como salir a correr durante 30 minutos o hacer ejercicios con el peso corporal en un parque o en casa.

Nuestros entrenamientos de foodspring Workouts son ideales para hacer ejercicio en cualquier lugar o simplemente para variar la rutina. Prueba los programas de formación gratuitos con vídeos adaptados a tu nivel y a tus objetivos.

Empieza ya a entrenar

4. Entrenamientos matutinos

Durante las vacaciones no solo queremos descanso, sino que tampoco tenemos horarios, cada día es diferente y surgen muchos planes repentinos. Por eso te aconsejamos entrenar por la mañana, antes de que empiece el día. Si planeas hacer ejercicio por la noche, es muy posible que salga cualquier plan de la nada y que tengas que cancelar el entrenamiento.

5. No hace falta pasarse de la raya

No olvides que estás aprovechando tus semanas de vacaciones, lo cual significa que no hay que estar a tope con el ejercicio. Con realizar ejercicio 30 minutos cada dos días, te vale de sobra. De esta forma, mantienes tus buenos hábitos mientras tienes suficiente tiempo para disfrutar.

6. Visitas a pie

En lugar de recorrer tu destino en autobús, coche o el típico trenecito turístico para descansar todo el tiempo, camina o ve en bici. Además de hacer ejercicio, apreciarás los paisajes con calma, conocerás a gente de la zona y encontrarás lugares con encanto alejados de las zonas turísticas.

Consejo de nuestra redacción: ¿Te apetece merendar algo? Lleva siempre contigo nuestras barritas de proteína, para disfrutar de un picoteo saludable. Cookie dough, brownie de chocolate, yogur de fresa, avellana o mango: descubre cuál es tu sabor preferido.

protein bar
©foodspring
Descubre nuestras barritas de proteínas

7. Agua por un tubo

Durante la época de calor, el cuerpo pierde sin parar muchos líquidos debido a las altas temperaturas. Por lo tanto, es fundamental hidratarse lo suficiente. Además, muchas personas pierden apetito a causa del calor, ya que el cuerpo intenta hidratarse más que comer. Por eso, bebe y come frutas y verduras ricas en agua.

8. Nada de calorías inútiles

Sabemos que las vacaciones son para relajarse y disfrutar, pero siempre conviene cuidar la dieta y seguir los consejos para evitar calorías innecesarias y no sentir malestar después de una comida súper pesada.

Si vas a un restaurante, no te líes a comer pan antes de la comida, porque contiene muchas calorías y no sacia. Como guarnición, elige verduras frescas en lugar de patatas fritas. Las patatas hervidas también son una buena alternativa.

Otro consejo es comer despacio y masticar mucho, para activar así la sensación de saciedad en el estómago.

Por último, te recomendamos evitar en la medida de lo posible tomar cócteles y otras bebidas con mucha azúcar. Estas bebidas tienen muchas calorías, no solo debido al azúcar sino también al alcohol.

Mantenerse en forma durante las vacaciones: conclusiones

  • Mantenerse en forma en vacaciones es mucho más fácil de lo que crees.
  • No hay que ponerse muy estrictos, simplemente no pasarse.
  • Opta por un entrenamiento intensivo pero corto para que el cuerpo esté activo.
  • Vale con 30 minutos cada dos días.
  • No tienes que llevar una dieta: simplemente come con placer sin atiborrarte y controla el consumo de alcohol.
Fuentes del artículo
En foodspring nos servimos únicamente de fuentes contrastadas y de calidad a la hora de redactar nuestros artículos, así como de estudios avalados científicamente. Descubre nuestras líneas editoriales y conoce de qué forma contrastamos los datos para ofrecerte sólo los contenidos más fiables.

Artículos relacionados