Alimentación intuitiva: qué es y cómo practicarla

Redactora de contenidos & nutricionista
Leyla es nutricionista y escribe artículos relacionados con la alimentación y estilos de vida saludables. Además, se encarga de coordinar nuestros planes nutricionales gratuitos.

¡Pesar la comida es cosa del pasado! Hoy te mostramos cómo aprender a escuchar a tu cuerpo gracias al método de comida intuitiva.

  1. ¿Qué es la alimentación intuitiva?
  2. ¿Por qué resulta tan complicado comer intuitivamente?
  3. Aprende a comer intuitivamente
  4. Cómo combinar la intuición con tus objetivos
  5. Nuestras conclusiones

1. ¿Qué es la alimentación intuitiva?

Se trata de comer lo que te apetezca sin molestas reglas. Suena demasiado bonito para ser cierto, ¿verdad?

El método de comida intuitiva se refiere a un tipo alimentación que nada tiene que ver con las dietas. Olvídate de los planes nutricionales, de contar macros y de las estrictas reglas.

El concepto de alimentación intuitiva fue introducido en 1995 por las nutricionistas Evelyn Tribole y Elyse Resch. Alimentación intuitiva significa bienestar general, en lugar de sentimientos de culpa relacionados con la comida.

Back to basics: come cuando tengas hambre y deja de hacerlo cuando estés lleno.

Distinguir el hambre del apetito se hace cada vez más difícil en nuestra sociedad moderna. Esto se debe a que nuestra capacidad de intuición ha ido desapareciendo con el tiempo y que se ha convertido para muchos en una habilidad que debe ser reaprendida.

2. Aprende a comer intuitivamente

1. Rechaza la mentalidad de dietas

Las dietas no sirven para obtener resultados a largo plazo. Despídete de las dietas radicales y de las prohibiciones.

2. Ten en cuenta las señales de hambre

Aprende a escuchar a tu cuerpo. Come cuando tengas hambre, independientemente del hecho de que hayas comido hace una hora o hace 5.

3. La comida no es tu enemiga

Borra los conceptos de comida «buena» o «mala» de tu vocabulario.

4. Expulsa a la «policía de la comida» de tu mente

Rechaza los pensamientos negativos o positivos relacionados con determinadas comidas.

5. Presta atención a las sensaciones de saciedad

Tu cuerpo te transmite también señales cuando estás lleno. Presta atención a esas señales y pregúntate si ya estás lleno sin importar cuánto has comido ya.

¿Tu estómago no deja de rugir y buscas un snack que te aporte algo nutricionalmente hablando? Nuestro Pan Proteico vegano te aporta, además de la correspondiente dosis de proteína vegetal, una buena cantidad de fibra. Se trata de un producto de lo más versátil, como bien demuestra esta receta de humus de remolacha con el que puedes acompañarlo.

6. No te olvides de las sensaciones de satisfacción

Cuando comemos, no lo hacemos únicamente para saciarnos. Si comes con ese único propósito, es posible que no estés satisfecho al acabar. Convierte la comida en una experiencia gustativa y pregúntate si te está gustando realmente.

7. Evita el hambre emocional

Poco importa que esté feliz, cabreado o triste, la comida no solucionará tus problemas. Aprende a disociar las emociones de la comida. El comer no debería constituir ni un premio ni un castigo. Busca estrategias alternativas para lidiar con tus sentimientos.

©Westend61

8. Acéptate a ti y a tu cuerpo

Quiérete a ti y a tu cuerpo y no te definas por la talla de tu ropa.

9. Haz deporte

Cambia tu mentalidad. El deporte está hecho para sentirse bien, no para quemar calorías.

10. Tu salud es lo más importante

La comida debería saber bien y hacerte sentir bien mientras la digieres. No existen los alimentos en buen estado que te vayan a hacer enfermar de la noche a la mañana.

3. ¿Por qué resulta tan complicado comer intuitivamente?

Los bebés comen cuando tienen hambre y paran de hacerlo en cuanto su cuerpo genera señales de saciedad.

Cuando llegamos a la edad adulta, solemos comer porciones recomendadas en momentos del día determinados y tendemos a buscar el plan nutricional perfecto para lograr nuestros objetivos. Al hacerlo, nos premiamos por ejemplo con un postre o nos castigamos eliminando una cena.

Todo ello implica que nos veamos continuamente confrontados consciente o inconscientemente a reglas de alimentación.
Con la alimentación intuitiva tendrás que procurar alejarte de todas esas reglas. Para lograrlo, deberás tener en cuenta los 10 principios básicos que encontrarás a continuación.

4. Cómo combinar la intuición con tus objetivos

La alimentación intuitiva es un proceso a largo plazo.

©svetikd

Aunque la pérdida de peso y el comer cuanto uno quiera parezcan mutuamente excluyentes, una vez tu alimentación se haya estabilizado y hayas aprendido a escuchar a las señales de tu cuerpo, dejarás de comer en exceso y los ataques de hambre y el temido efecto rebote ya no serán una amenaza.

Lo más importante para adelgazar es tener un déficit calórico moderado.

Creemos que las prohibiciones no te servirán para nada. No prescindas de determinados alimentos si quieres lograr tus objetivos a largo plazo.

Recomendaciones personalizadas de productos y consejos de alimentación que se ajustan a tus propios objetivos fitness. Todo esto y más es lo que sacarás en claro gracias a nuestro body check gratuito.

Haz ya tu body check gratuito

5. Nuestras conclusiones

  • Alimentación intuitiva significa: nada de sentimiento de culpa, nada de reglas
  • Come intuitivamente y prescinde de las dietas
  • Si te apetece un helado para desayunar, cómetelo
  • Cuantas menos prohibiciones haya, mejor
  • Tu dieta encontrará el equilibrio de forma natural con el tiempo
  • Nunca te olvides de disfrutar de tus comidas
Fuentes del artículo
En foodspring nos servimos únicamente de fuentes contrastadas y de calidad a la hora de redactar nuestros artículos, así como de estudios avalados científicamente. Descubre nuestras líneas editoriales y conoce de qué forma contrastamos los datos para ofrecerte sólo los contenidos más fiables.

Comentarios

Artículos relacionados

shares