Lee en 5 min

3 consejos para correr que han cambiado mi vida de runner

Frau rennt draußen
Redactora fitness
Julia es entrenadora fitness. Ella se encarga de redactar nuestros artículos sobre fitness y nutrición. Además, diseña nuestros planes de entrenamiento gratuitos.

Si buscas un consejo para correr, seguro que encuentras cientos. En libros, podcasts o en innumerables blogs de corredores aficionados y atletas profesionales y, por supuesto, dentro de la propia comunidad de corredores. Desde consejos de motivación hasta instrucciones de técnica tangibles, trucos para una mejor actitud mental, el 1×1 de la regeneración y qué nutrientes te garantizan correr más rápido.

Yo misma he escrito muchos de estos consejos, he recibido aún más y, lo admito, me he preguntado si algunos de ellos siguen siendo dignos de mención o si hace tiempo que se han convertido en conocimiento común entre todos los que tienen aunque sea un par de zapatillas de running en su armario. Y luego están las recomendaciones que son tan específicas que solo funcionan para unos pocos corredores. Entonces, ¿qué consejos son relevantes?

Una pasión con muchas caras

Llevo más de 20 años corriendo, más de la mitad de mi vida. Lo que empezó porque quería mejorar mi resistencia para montar a caballo se convirtió rápidamente en una pasión. Al principio, por el placer de hacer ejercicio al aire libre y para despejar mi cabeza al margen de la escuela y la universidad. Luego, para desarrollar la resistencia básica para los numerosos cursos deportivos que impartía en la universidad.

Más tarde llegaron las competiciones y con ellas los objetivos: ¿5 km por debajo de 20 minutos? ¿10 km en menos de 40 minutos? ¿Media maratón en 01:30 h? ¿Y cuánto tiempo necesitas realmente para las travesías campo a través de más de 30 km +/- y la maratón? Aunque hoy en día solo corro por diversión: desde la primera carrera, a excepción de dos largas pausas por lesión, apenas han pasado más de dos semanas seguidas en las que no haya salido a correr.

Durante este tiempo como runner, he recibido muchos consejos para correr. Y he transmitido los mejores a mis clientes en las sesiones de entrenamiento personal y en los cursos de atletismo.

3 consejos para correr que han cambiado mi relación con el running

Lo más importante que he aprendido durante este tiempo es que los consejos para correr tienen que recoger a cada persona donde se encuentre mentalmente en ese momento. Cada persona necesita un apoyo diferente en momentos distintos. Aunque muchos de los consejos existentes son correctos e importantes, no funcionan para todas las personas en cualquier momento.

¿Estás buscando el mejor consejo para correr que cambie tu rendimiento, actitud o relación con el running? Entonces, sé sensible a los consejos que abordan exactamente tus áreas problemáticas.

Los siguientes 3 consejos han cambiado mi actitud hacia el running de forma duradera, aunque no parezcan especiales. Me han convertido en una mejor corredora.

N.º 1 Entrena con un plan. Esto también significa que tienes que realizar entrenamientos alternativos y compensatorios

Personalmente, nunca he tenido un problema serio de motivación o disciplina a la hora de correr. Cuando se quiere correr un determinado tiempo o distancia, hay que entrenar para ello, es decir: correr. Así que empecé a correr motivada y sobre todo sin ningún tipo de planificación. Después de todo, soy joven, estoy en forma, hago muchos otros deportes, sé (supuestamente) lo que hago, seguramente necesito menos regeneración que otros y, por tanto, puedo aumentar las distancias y/o las intensidades más rápidamente, y todo irá bien.

No funcionó, por supuesto. Durante mis primeros años de running más ambicioso, enseguida sufrí una fractura por estrés (coloquialmente conocida como fractura por sobreuso) en el pie y una dura lesión conocida como rodilla del corredor.

Una vez recuperada, me tomé en serio el consejo de mis colegas del running y me entrené para alcanzar mis objetivos con una planificación sensata. Esto incluía tomarse en serio el entrenamiento de fuerza para corredores, que es algo bastante impopular entre los runners, y un entrenamiento alternativo de forma regular.

Desde entonces, no me he lesionado y puedo aumentar mi rendimiento siempre que quiero. En aras de la integridad, hay que añadir que los estiramientos y el entrenamiento de movilidad para runners también forman parte de una planificación sensata.

N.º 2 Si corres más despacio, corres más tiempo. Y recorre mentalmente tu trayecto de vuelta a casa.

En los últimos kilómetros de una de mis primeras carreras de cross largas, iba camino de ser la segunda mujer de la clasificación general, pero mental y físicamente estaba en un punto en el que pensaba que mis piernas iban a explotar. Así que estaba bajando el ritmo poco a poco cuando un compañero de entrenamiento me alcanzó en el esprint final y me dijo: “Si bajas el ritmo ahora, solo tardarás más en terminar”.

Eso me impactó. Fue agotador, pero supongo que me di cuenta de que podía seguir corriendo sanamente a un ritmo más alto sin riesgo de lesión. Simplemente no tenía ganas de torturarme. Todavía no había aplicado la visión de que las piernas no iban a explotar menos por correr más despacio y durante más tiempo. Esa fue una motivación totalmente nueva.

El mismo colega va y me dice: “Imagínate que el tramo que queda hasta la meta solo fuera una vuelta más a casa. ¡Así de fácil!» A partir de ese momento, corrí aquella distancia corta tan conocida en mi cabeza, que asocio con la ligereza y la carrera fácil, con el motivo ulterior de no ralentizar el ritmo, sino de acabar cuanto antes. El enfoque cambió del agotamiento a la motivación y la alegría de correr

Estos son dos trucos mentales que son banales, pero que me han ayudado en muchas carreras de resistencia a tempo, así como en innumerables carreras. Ambos funcionan para mí cada vez hasta el día de hoy, no solo cuando corro.

N.º 3 Aumenta la cadencia, es decir, da pasos más pequeños

En realidad es bastante lógico, pero aún así alguien tenía que decírmelo y ha cambiado permanentemente mi forma de abordar las subidas empinadas o los últimos kilómetros agotadores. El ritmo de carrera es el resultado de la frecuencia de zancada multiplicada por la longitud de zancada. Esto a menudo tienta a los principiantes ambiciosos a dar pasos de gigante, pero son contraproducentes.

Las zancadas más pequeñas con una pisada potente, un apoyo del pie por debajo del centro de gravedad del cuerpo y una frecuencia de zancada elevada ahorran energía, te hacen avanzar rápidamente y reducen el riesgo de lesiones que conllevan las zancadas grandes que invitan a un golpe de talón pronunciado. Verdaderamente lo cambia todo, sobre todo en las pendientes.

Y para terminar, el consejo definitivo

Hoy no corro en competiciones ni muchos kilómetros a la semana. Mi vida como profesora de yoga, entrenadora de fitness y redactora requiere otras prioridades que correr largas distancias varias veces a la semana. Y durante mucho tiempo preferí correr distancias largas a correr rápido. Sin embargo, correr tiene un lugar firme y constante en mi vida. No sé si quiero volver a hacer largas distancias o si realmente quiero correr a más velocidad. Probablemente sí. Pero tampoco hay mucha diferencia.

Ahora mismo disfruto de mis 4-6 km en los que me da tiempo a trabajar mi técnica de correr, entrenar mis pies con zapatillas minimalistas, brindarle al perro una sesión de entrenamiento personal y disfrutar del parque. El mejor consejo para mí en este momento es este. Tómate tu tiempo y tu energía para correr. Correr es un tiempo de ocio en el que no tienes ninguna obligación. Disfrútalo.

Por eso, el mejor consejo que puedo dar es este: averigua dónde te encuentras, por qué corres, qué buscas ahora mismo en el running, y encuentra a alguien que pueda darte los consejos que te ayuden en tu situación.

Para saber más sobre este tema en foodspring:

Fuentes del artículo
En foodspring nos servimos únicamente de fuentes contrastadas y de calidad a la hora de redactar nuestros artículos, así como de estudios avalados científicamente. Descubre nuestras líneas editoriales y conoce de qué forma contrastamos los datos para ofrecerte sólo los contenidos más fiables.

Artículos relacionados