Lee en 5 min

Cómo alcanzar tus objetivos: 10 consejos que funcionan

Redactora fitness
Julia es entrenadora fitness. Ella se encarga de redactar nuestros artículos sobre fitness y nutrición. Además, diseña nuestros planes de entrenamiento gratuitos.

Definir unos objetivos nos ayuda a subir los niveles de motivación y nuestra sensación de progreso. Lo mismo da si se trata de ponernos más en forma, perder peso o adquirir unos hábitos de alimentación más saludables, tus objetivos te marcan el camino a seguir. Te mostramos una serie de consejos muy útiles que te ayudarán a conseguir tus objetivos de aquí en adelante.

Al mismo tiempo, unos objetivos poco realistas o prácticamente inalcanzables pueden hacer que nos sintamos sobrepasados y afectar, por tanto, a nuestro desarrollo.

Muchas veces, la mayoría de los objetivos que nos marcamos mentalmente acaban fallando porque, en el fondo, no son más que resoluciones. A diferencia de las metas, las resoluciones sólo esconden intenciones; simples deseos que no se ven respaldados por un plan realista. Las resoluciones suelen ser, por tanto, ideas vagas de lo que te gustaría tener o hacer. Lo que realmente necesitas son objetivos claros.

Sin un objetivo claro con un plan preciso que nos ayude a alcanzar la meta, lo único que nos queda son intenciones o deseos que se acumulan en nuestra cabeza.

Gracias a nuestros consejos, no sólo mejoraran tus probabilidades de conseguir el éxito, sino que aprenderás que la clave para lograr tus objetivos es establecer unas metas adecuadas.

¿CUÁL ES TU PORQUÉ?

¿Por qué quieres alcanzar ese objetivo? De lo que aquí se trata es de averiguar tu porqué a la hora de elegir esa meta y no otra. Este es el primer paso hacia tu objetivo.

¡Márcate un objetivo SMART!

Esta es la regla básica para todo proyecto y objetivo que se precie. Por eso te recomendamos que te tomes tu tiempo para adaptar tu objetivo a las características siguientes:

Specific (específico)
Defínelo claramente. Por ejemplo: quiero perder 6 kilos hasta el 30 de marzo del 2019.

Mesurable (medible)
Plantéate objetivos que puedas medir. La mejor manera de hacerlo consiste en relacionar tus objetivos con cifras concretas: quiero poder alzar 120 kg.

Attractive (atractivo)
Márcate un objetivo que te resulte estimulante, que te divierta; que tenga en definitiva un impacto positivo en tu vida. No trates de hacer algo solo porque tus amigos o tu influencer favorito han hablado de ello.

Realistic (realista)
Elige un objetivo realista. Juzga tu nivel y establece qué puedes lograr en las próximas semanas. Si las dominadas y las flexiones te parecen todavía demasiado exigentes, te costará aprender a hacer el pino en poco tiempo. Empieza por ejemplo tratando de hacer el pino durante un minuto apoyándote en la pared.

Time bound (terminable)
Elige un lapso de tiempo realista dentro del cual pretendas lograr tu objetivo. De este modo podrás planificar también mejor las etapas intermedias, hacer un seguimiento de tus avances y modificar tu plan si las cosas no están andando como habías previsto.

Márcate objetivos intermedios

Durante la fase de planificación también es importante establecer una serie de objetivos intermedios que te permitirá valorar si tu objetivo final es realista mientras tratas de llevarlo a cabo. Los objetivos intermedios sirven por lo tanto para saber si estás haciendo las cosas bien. Una vez vayas logrando cada uno de estos objetivos intermedios, tus progresos serán mucho más visibles. Esto es especialmente motivante si tienes tendencia a dudar de tus capacidades o si caes en la tentación de no moverte del sofá.

Ejemplo: quieres perder 6 kg en 3 meses, o sea, 2 kg al mes. No debes preocuparte si uno de los meses pierdes 2,5 o solo 1,5 kilos. El peso depende de diversos factores y puede por ello variar de un día para otro. También es importante saber pesarse correctamente. En definitiva; si no consigues perder tanto peso como esperabas o pierdes por el contrario 4 kilos en solo 4 semanas, los objetivos intermedios te ayudan a saber si debes esforzarte un poco más o tomártelo con calma.

Aprende a pesarte correctamente

Define la manera en la que quieres lograr tu objetivo

Elabora un plan de entrenamiento y de alimentación en el caso de que este último sea necesario para la consecución de tus objetivos. ¿Quieres poder alzar 120 kg? En ese caso deberías entrenar 3 veces por semana las piernas y las sentadillas y planificar esas sesiones de entrenamiento en función de la frecuencia, la intensidad y los tiempos de regeneración. Todo ello sin olvidar los objetivos intermedios, naturalmente.

Visualiza tu objetivo

¿Te falta la motivación para el deporte y la comida saludable? No te preocupes, a todos nos pasa. Deberás sin embargo atenerte a tu plan si quieres lograr tu objetivo SMART. Si tienes tendencia a distraerte, trata de visualizar tu objetivo.

Cuelga una lista con tus próximas sesiones de entrenamiento en una zona visible de tu casa y ve tachando las sesiones de entrenamiento que hayas realizado. De este modo podrás controlar tus progresos cada día. También puedes premiarte cada cierto tiempo con algún snack saludable de los muchos que tenemos en foodspring. Esto te ayudará también a prescindir del chocolate y de las patatas fritas.

Céntrate

Olvídate de listas infinitas de buenos propósitos y ambiciosos objetivos. Elige dos o tres objetivos, ordénalos según su importancia y céntrate en lo más importante. En el caso de que tengas que eliminar algo de la lista, procura que sea el objetivo de menos importancia.

Trata de elegir objetivos que sean compatibles y que no se obstaculicen entre sí. Combinar por ejemplo el entrenamiento para poder levantar 120 kg y para correr una maratón no es la mejor idea que uno pueda tener. Tus piernas necesitarán descansar tarde o temprano.

Convierte tu objetivo en rutina

Imaginemos que ya has elegido un objetivo y que te has puesto manos a la obra. Ha llegado el momento de integrar en tu rutina todas las acciones que te ayuden a lograrlo. Organiza tus sesiones de entrenamiento de manera que no te suponga un esfuerzo realizarlas. El tiempo invertido en la cocina puede también convertirse en una ocasión perfecta para pasar tiempo con tu pareja. En pocas palabras: aprende a disfrutar del momento y del proceso. Con nuestras recetas de Meal Prep, cocinar se convertirá además en un auténtico placer.

Descubre nuestras recetas

Mantente flexible

Ser flexible no quiere decir que debas olvidarte de tu plan de entrenamiento o que puedas modificarlo a voluntad si empieza a aburrirte. Lo que realmente implica es que debes aprender a perseguir tus objetivos a pesar de los obstáculos que se interpongan en tu camino. ¿No has logrado entrenar 4 veces por semana a causa de un catarro? Entonces deberás retomar el ejercicio lentamente, pero no pasa nada. Lo importante es retomarlo.

Cuida tu alimentación

Tu alimentación debe estar adaptada a tu objetivo de entrenamiento. ¿Sabías que tu dieta constituye el 70 % de tu éxito deportivo? Si quieres mejorar tus prestaciones deportivas, no bastará con los 45 minutos de entrenamiento ni las comidas que hagas justo después de hacer ejercicio, ya que lo que comas a lo largo del día es determinante para obtener resultados. Pulsa aquí para descubrir los principios de la alimentación saludable.

Más información

Stay positive!

En otras palabras: sustituye pensamientos como “¿Cómo puedo aprender a hacer el pino si nunca lo he conseguido?” por “Si me esfuerzo, lo conseguiré.” Si sientes que estás teniendo pensamientos negativos, trata de pensar exactamente lo contrario. Parece extraño, pero es altamente efectivo. ¡Pruébalo!

 

Fuentes del artículo
En foodspring nos servimos únicamente de fuentes contrastadas y de calidad a la hora de redactar nuestros artículos, así como de estudios avalados científicamente. Descubre nuestras líneas editoriales y conoce de qué forma contrastamos los datos para ofrecerte sólo los contenidos más fiables.

Artículos relacionados