Lee en 5 min

Perder peso gracias al yoga

Eine Frau praktiziert Yoga

¿Crees que se puede moldear la figura haciendo yoga? Tenemos buenas noticias para ti: ¡la respuesta es sí! Al combinar una alimentación saludable con una práctica regular de yoga, es posible perder unos kilitos. Los otros beneficios de una sesión de yoga, como la reducción del estrés y una mayor armonía en la rutina diaria, también pueden promover la pérdida de peso. En este artículo, te contamos cómo te puede ayudar el yoga a perder peso, relajarte y practicar el amor propio.

Antes de meternos en materia, te recordamos que siempre tienes que prestar atención a tu dieta si quieres perder peso, ya practiques yoga u otra disciplina deportiva. Para que a tu cuerpo no le falte ningún nutriente durante el proceso, llevar una dieta equilibrada es fundamental. Completa tu dieta con nuestro Shape Shake 2.0.* Además de permitirte reducir el número de calorías ingeridas, le proporcionará los mejores ingredientes a tu organismo.

¿Cómo se puede perder peso haciendo yoga?

Cuando pensamos en yoga, lo primero que se nos viene a la cabeza no es quemar calorías. Las personas familiarizadas con la filosofía del yoga saben de sobra que este no es el fin de la práctica. El yoga se centra más bien en anclarse en el momento presente, controlar de forma consciente la respiración y, por último, alcanzar un estado de tranquilidad a través de la meditación.

Pero, ¿el yoga y la pérdida de peso son contradictorios? No tiene por qué. La filosofía del yoga no te impide moldear la figura. Al contrario: puede servirte de guía y apoyo durante el proceso, porque, sea cual sea tu objetivo, el yoga te enseña a aceptar tu cuerpo, sentirse bien con él, disfrutar el camino y sentir agradecimiento. El amor propio y la autoaceptación no te impiden cambiar o progresar ni física ni mentalmente. Por el contrario: te ayudan a cambiar la perspectiva respecto a tus objetivos, a disfrutar del recorrido, a tener una vida plena y a ver las cosas en su conjunto.

Si te gusta hacer yoga y quieres moldear la figura, estás de suerte, porque practicarlo con regularidad puede ayudarte a perder peso y alcanzar tu objetivo. Es muy importante que el entrenamiento que elijas te dé placer, porque eso te motivará a practicarlo con regularidad. Si quieres saber qué estilo de yoga se adapta mejor a ti según tus objetivos, echa un vistazo al artículo “Los 10 tipos de yoga más populares”.

Fuera el estrés: alcanzar el peso deseado gracias a la relajación

El yoga es mucho más que ejercicio. Detrás de esta práctica hay una filosofía de vida que te hace consciente tanto de los demás como de ti. Te enseña además a ganar consciencia sobre tu entorno, tu propio comportamiento y tus pensamientos. El yoga tiene como idea principal la atención plena.

¿Te preguntas qué tiene que ver la atención plena con tu proceso de pérdida de peso? Pues ¡más de lo que crees! Centrarte por completo en ti y desconectar mentalmente durante una sesión puede ayudarte a despejar la mente y reducir el estrés. Ciertamente, a las personas que están siempre estresadas les cuesta perder peso. Un exceso permanente de cortisol, la hormona del estrés, hace que el organismo entre en “modo de supervivencia” y que las funciones corporales se vean afectadas. Esto puede tener consecuencias como trastornos del sueño, formación de depósitos de grasa o retención de agua.

Cada sesión de yoga comienza con un ejercicio de acondicionamiento físico: un poco de meditación, un escaneo corporal en postura tumbada o un breve ejercicio de respiración. Esto te permite concentrarte en ti y tomar conciencia de tu cuerpo y tu respiración, porque con los ejercicios de atención plena, estás en el momento presente y aparcas tus otros pensamientos y preocupaciones. El objetivo es vivir el momento presente durante toda la práctica y sentir los efectos en tu mente y cuerpo.

Consejo de nuestra redacción: Practica ejercicios de respiración durante el entrenamiento para disfrutar más relajada y tranquilamente.

Ein Mann und eine Frau meditieren
©Svetikd

Comer con consciencia plena y alcanzar los objetivos de forma divertida

La atención plena no se limita a la práctica del yoga. Con el tiempo, debes intentar aplicarla a otras áreas de tu vida. Por ejemplo, la dieta y los hábitos alimenticios. Desgraciadamente, muchas personas comen muy rápido y mirando el móvil, porque consideran que comer no es nada especial. Pero para perder peso a largo plazo, hay que centrar todos los sentidos en las comidas y tomarse el tiempo de comer de forma consciente.

Planifica tus comidas con antelación y saboréalas tranquilamente. Mastica despacio y toma conciencia de los alimentos: el olor, el sabor, la textura… Esto no solo hace que la comida sea más sabrosa, sino que también puede ayudarte a perder peso, porque aprendes a escuchar las necesidades de tu cuerpo y a tomar decisiones que son buenas para ti. Así, podrás identificar tanto qué alimentos te convienen como la sensación de saciedad.

Intenta que tu próxima comida sea súper saludable. Prepara una receta como overnight oats de pastel de calabaza o sopa de remolacha con un toque de anacardos e intenta disfrutar de la comida con atención plena. Este tipo de comidas te darán más placer que el picoteo poco sano que engulles en menos de dos minutos mientras trabajas.

Consejo de nuestra redacción: Si quieres aprender más sobre consciencia plena, lee nuestro artículo “Mindfulness para encontrar la paz interior y mejorar tus relaciones”.

Por último, si quieres perder peso, has de tener un déficit calórico. ¿Eso significa que hay que estar contando calorías para alcanzar el peso ideal? En realidad, depende de ti. Si comes conscientemente y sigues una dieta equilibrada, puedes lograr resultados increíbles. Te damos unos cuantos consejos para alcanzar tu peso ideal sin tener que contar calorías:

  • Cocina tú la comida y consúmela de inmediato o en los días siguientes (Meal prep).
  • Sigue una dieta equilibrada para tener en tu plato todos los macronutrientes necesarios (carbohidratos complejos, grasas saludables y proteínas).
  • Procura consumir alimentos no procesados.
  • Come verduras a diario.
  • Incluye una fuente de proteínas en cada comida.
  • Respeta los horarios establecidos para las comidas.
  • Evita las calorías líquidas (por ejemplo, zumo o capuchino).
  • Come de forma consciente y sin distracciones (móvil, etc.).

Si estás buscando ideas para hacer modificaciones en tu plan nutricional, echa un vistazo a nuestras recetas saludables para adelgazar.

Perder peso gracias al yoga: conclusiones

  • La práctica regular de yoga combinada con una dieta equilibrada puede ayudarte a perder peso.
  • Una buena dosis de amor propio hace que el recorrido sea más ameno y divertido.
  • El yoga puede mejorar tu atención plena y ayudarte a reducir el estrés.
  • Comer conscientemente puede hacerte más consciente de tus hábitos alimenticios y ayudarte a percibir mejor las señales que te manda el cuerpo.

Más artículos de foodspring:

* Pérdida de peso con Shape Shake 2.0: Reemplazar dos de las principales comidas diarias con Shape Shake 2.0 como parte de una dieta baja en calorías contribuye a la pérdida de peso. Reemplazar una comida ayuda a mantener el peso estable. Solo se puede alcanzar este objetivo con Shape Shake 2.0 al combinarlo con una dieta baja en calorías, que incluye necesariamente otros alimentos. También es necesario consumir los líquidos suficientes a diario. Para mantener un estilo de vida saludable, es importante asegurarse de llevar una dieta equilibrada y variada.

Fuentes del artículo
En foodspring nos servimos únicamente de fuentes contrastadas y de calidad a la hora de redactar nuestros artículos, así como de estudios avalados científicamente. Descubre nuestras líneas editoriales y conoce de qué forma contrastamos los datos para ofrecerte sólo los contenidos más fiables.

Artículos relacionados