3 min read

Cómo pasar una noche de fiesta de manera saludable

Frau liegt mit Kopfschmerzen im Bett
By: Natascha Klemm

Bailar toda la noche, brindar y coronar la noche con un buen falafel: una larga noche de fiesta suele exigir mucho, pero también te lo puedes pasar genial. Sin embargo, sobre todo antes de las navidades, este tipo de noches agitadas se suelen suceder una tras otra: una fiesta aquí, un cumpleaños allí y, por supuesto, la fiesta de Navidad en el trabajo, donde no resulta fácil ni mantenerse sobrio ni marcharse a una hora temprana. No es fácil mantener un estilo de vida saludable y disfrutar a tope de todas las fiestas. Para asegurarte de que puedes ir y, sobre todo, divertirte sin despertarte con dolor de cabeza al día siguiente, hemos recopilado para ti nuestros 10 mejores consejos.

También te interesará: 15 sencillos consejos para pasar unas fiestas saludables

#1 Bebe agua

El famoso vaso de agua intercalado, es decir, una copa, un vaso de agua, una copa… se supone que previene o alivia la resaca. Suena bien, pero aún no se ha demostrado científicamente, y si tomas una copa tras otra, la resaca será inevitable, por mucha agua que bebas entre ellas. Sin embargo, lo que realmente ayuda es consumir alcohol de forma más consciente y ser más consciente de la cantidad de bebidas que ya has tomado.

#2 Come algo antes de la fiesta

¿Qué gran error puedes evitar fácilmente? Ir a una fiesta con hambre es casi tan fatal como ir a hacer la compra hambriento/a. Intenta mantener tu rutina habitual de alimentación a lo largo del día y, sobre todo, toma suficientes proteínas. Las grasas saludables como el aguacate o el salmón también te llenarán. Esto hace que resulte mucho más fácil no darse un atracón de patatas fritas, pizza y demás aperitivos.

#3 Cumple con tu entrenamiento

Si crees que ir al gimnasio no merece la pena porque tienes una fiesta por la noche, te equivocas. Por un lado, habrás quemado muchas calorías antes de atacar a los aperitivos correspondientes, y por otro, el entrenamiento puede hacer que tengas menos ganas de beber, como muestra el análisis de 11 estudios. En general, debes esperar al menos una hora después del entrenamiento y reponer tus nutrientes antes de tomar una copa de vino. Ten en cuenta que se ha demostrado que el alcohol reduce la biosíntesis de las proteínas hasta en un 37 % y, con ello, tu desarrollo muscular. Lo que nos lleva al siguiente punto:

#4 Prepárate bebidas sin alcohol

El remedio más sencillo para la resaca es, por supuesto, el más obvio: abstenerse de consumir alcohol. Si un cava sin alcohol te parece demasiado aburrido, puedes mezclar fácilmente bebidas que son una alternativa deliciosa y te garantizan ahorrarte el dolor de cabeza. Por ejemplo, mezcla frutas del bosque con agua mineral y condiméntalas con menta fresca y bayas, o prueba nuestro refrescante cóctel de pomelo sin alcohol.

#5 Evita el alcohol (dulce)

El alcohol no es saludable en ninguna de sus formas, así que lamentablemente tenemos que ser aguafiestas. Pero si te permites una o dos copas, evita las bombas de azúcar como ciertos cócteles o el vino dulce. El alcohol por sí solo contiene 7 g de azúcar por cada 100 g, así que mézclalo con bebidas sin azúcar.

#6 Llévate aperitivos saludables

Hay que reconocer que llevar una fiambrera llena de arroz y pollo a una fiesta puede no ser la mejor opción. Sin embargo, puedes preguntar a tu anfitrión/a si puedes contribuir y preparar bocaditos saludables o una ensalada rica en proteínas. Sabrás exactamente lo que contiene, no tendrás que buscar una bolsa de patatas fritas para llenarte y además ¡quedarás bien con los demás invitados!

#7 Consume suficientes nutrientes

Especialmente durante el día de la fiesta, asegúrate de proporcionarle a tu cuerpo la energía que necesita para pasar la noche y hacer frente al estrés con verduras frescas, fruta y carbohidratos de calidad. ¿Necesitas inspiración? ¿Qué te parece nuestro bol vegetariano de colores?

#8 Establece un plan específico

Seamos sinceros, los planes no específicos como “esta noche solo voy a beber un poco” o “esta noche no voy a quedarme hasta tarde” casi nunca funcionan. Por supuesto, no tienes que planificar toda una noche de fiesta por adelantado, pero si es realmente importante para ti, puedes establecer límites concretos, como el número de bebidas o la hora a la que quieres coger el tren de vuelta a casa. El método WOOP te puede ayudar a concretar tus objetivos.

#9 Sé flexible

No querías tomar una copa, pero te dejaste convencer para tomar una cerveza. Entonces no importa si te tomas dos o tres vasos más, ¿verdad? Este pensamiento puede ser fatal. Solo porque hayas tomado una bebida, un trozo de pizza o unas cuantas patatas fritas más de lo que habías planeado, no es demasiado tarde para volver a tu plan original. Al día siguiente, como mucho, comprobarás que hay una gran diferencia entre tomarse dos o diez copas.

#10 Diviértete

¡Lo más importante es que te diviertas! Aunque suene cursi, no vas a arruinar tu estilo de vida saludable solo por disfrutar de las fiestas navideñas. Escucha a tu cuerpo, mantén tus rutinas lo mejor que puedas y date el gusto de hacer lo que te apetezca.

Para saber más sobre este tema en foodspring:

Article sources
We at foodspring use only high-quality sources, including peer-reviewed studies, to support the facts within our articles. Read our editorial policy to learn more about how we fact-check and keep our content accurate, reliable, and trustworthy.