Lee en 10 min

Té matcha: la bebida de moda es verde, sana y muy rica

matcha
Redactora fitness
Julia es entrenadora fitness. Ella se encarga de redactar nuestros artículos sobre fitness y nutrición. Además, diseña nuestros planes de entrenamiento gratuitos.

En Japón, el té matcha es uno de los más caros y preciados. Hace unos años llegó a Europa y parece que se va a quedar por aquí mucho tiempo. Te contamos todo lo que debes saber sobre esta rica bebida y cómo se prepara.

¿Qué es el té matcha?

El té matcha es té verde y es considerado por muchos como un superalimento por sus propiedades y sus supuestos beneficios para el organismo.

Su origen se encuentra en la China de la época de la dinastía Song, desde donde un monje lo llevó hasta Japón. Con el tiempo, fue desapareciendo de China, pero arraigó en Japón, que es ahora el principal productor. A diferencia de otros tipos de té verde, con el matcha no se bebe solo el extracto de las hojas de té, sino la hoja entera, con todos sus ingredientes y antioxidantes. Después de cosechar el té, las hojas se muelen hasta obtener un polvo fino de color verde brillante. Para tomarlo, ese polvo se echa en agua caliente.

El polvo de té matcha se puede preparar no solo como un té tradicional; también se puede usar para hacer un matcha latte, smoothies de matcha, tortitas con matcha y otros productos similares.

¿A qué sabe el té matcha?

El sabor del té varía en función del lugar donde se cultive y del modo de producción que se utilice. A la hora de comprarlo, asegúrate de que no esté mezclado con azúcar o edulcorantes (estos suelen ser más baratos) y sea lo más puro posible. El té verde matcha de alta calidad siempre mostrará de forma transparente dónde ha sido cultivado y producido.

El buen té matcha tiene un sabor fresco y suave en lugar de amargo y agrio. Recuerda a la hierba fresca y la espinaca, y es muy agradable al paladar.

¿Por qué el té matcha es tan caro?

El cultivo, la cosecha y la producción del té matcha son complejos, y requieren mucho trabajo manual y artesanal, además de experiencia. El matcha de mayor calidad se cosecha siempre a mano, de forma muy minuciosa y solo una vez al año, en mayo. Además, hay que preparar la planta antes de la cosecha. Unas tres o cuatro semanas antes de la recolección, los campos de té se cubren con telas de vinilo totalmente negras para disminuir la cantidad de luz solar. De esta forma se retrasa su crecimiento y las hojas adquieren un color verde más oscuro, lo que hace que el té gane en aminoácidos y que su sabor sea más dulce. Después de cosecharlas, las hojas se tienen que tratar rápidamente para que no se oxiden. Para ello, se cuecen al vapor. A continuación, se separan las hojas de las venas y los tallos. Las hojas se secan en una superficie plana y se convierten en polvo.

Como ves, desde que el árbol de té se cultiva hasta que llega a tu taza, pasa por un viaje muy complejo y especializado. El matcha se cultiva con mucho amor y esfuerzo, y solo hay unos pocos que estén especializados en este tipo de té. Su exportación no es el objetivo principal: las ceremonias de té con matcha y otros tés especiales son una parte integral de la cultura japonesa.

Todos estos factores, añadidos a los costes de exportación y los márgenes del proveedor, se reflejan en el precio: 30 gramos de un matcha de calidad suelen rondar los 40 o 60 €. A cambio, tienes un té de la mejor calidad que es una bendición para el cuerpo y el alma.

Si quieres probar un té algo menos caro, pero de la mejor calidad, nuestros juegos de té orgánico son justo lo que buscas. En función de tu estado de ánimo, puedes elegir entre los siguientes: más vitalidad en tu día a día, equilibrio y protección, belleza y bienestar.

Comprar té matcha: qué tienes que tener en cuenta

Comprar té matcha es una ciencia en sí misma. Los verdaderos amantes de este té se informa sobre las zonas de cultivo, las condiciones climáticas del año de la cosecha e, incluso, los nombres de los cultivadores. Si te gusta mucho el té verde matcha, merece la pena empaparse de toda la información que puedas encontrar.

A primera vista, la verdad es que no es fácil saber si un té es de calidad o no. Esto es en lo que te deberías fijar para descubrirlo:

  • Origen

China vs. Japón: La mejor calidad viene de Japón. En el sitio web del proveedor, como mínimo, se puede consultar la zona de cultivo y el nombre del cultivador.

  • Procesamiento

Cuanto más cuidadosamente se hayan separado las hojas, las venas y los tallos, mayor será la calidad del matcha. Por supuesto, si se han cubierto bien las plantas, las hojas se han cocido bien y se han usado unos buenos molinos para molerlas, la calidad del matcha será mayor.

La primera vez que compres té matcha, haz que merezca la pena: acude a una tienda especializada, deja que te muestren diferentes productos y pruébalos. De este modo, encontrarás la calidad y el sabor que más te gusta.

Un buen indicador de que el té se ha procesado correctamente es que tenga un color verde intenso y brillante, sin matices grises o amarillos, y un intenso olor a hierba. El sabor no debe ser amargo, sino fresco y herbal. El buen matcha puede batirse hasta formar una espuma uniforme y firme si se prepara correctamente.

  • Niveles de calidad y uso

El nivel de calidad más alto del té matcha es el de calidad ceremonial. Esta información se puede encontrar en la página web o directamente en la lata del té. Este té matcha es perfecto si quieres disfrutar del té puro y estar seguro de que inviertes tu dinero en algo que merece la pena.

Para obtener el polvo de té matcha con este nivel de calidad, las plantas de té se cubren tres semanas antes de la cosecha para que produzcan más clorofila, flavonoides, aminoácidos y cafeína. Además, para este matcha solo se utilizan hojas de té de la primera cosecha del año, entre abril y mayo; tiene un regusto a nuez y es cremoso.

El matcha premium es el siguiente nivel de calidad y se hace a partir de hojas de cosechas más tardías de té verde, lo que hace que su sabor sea un poco más intenso.

El matcha culinario es el té matcha de menor calidad y es suficiente para preparar smoothies, nicecream, tortitas y matcha latte. Se puede encontrar fácilmente en cualquier supermercado.

  • Frescura, olor y color

El matcha de alta calidad tiene un color verde esmeralda brillante y muy intenso, y desprende un olor fresco. Además, como ocurre con muchos alimentos, cuanto más fresco sea, mejor. Lo recomendable es que compres un té matcha de la cosecha del año en el que te encuentras.

Cómo guardar correctamente el té matcha

Para que el té matcha no pierda su calidad, hay que almacenarlo en el lugar correcto. Lo mejor es guardarlo en el frigorífico, en una lata que no deje pasar la luz ni el aire. De esta forma se conservan las propiedades de los ingredientes y se protege de olores que puedan influir en su carácter.

Beneficios del té matcha

El matcha tiene fama de ser muy saludable. Esto se debe principalmente a que se bebe la hoja entera molida, con todos sus ingredientes. El matcha contiene varios antioxidantes, metabolitos secundarios (flavonoides) y el aminoácido L-teanina.

Además, también contiene una gran variedad de vitaminas y minerales, como las vitaminas B1, B2, C, E y K, el calcio y el potasio. Sin embargo, es cierto que, ya que normalmente solo se utiliza una pequeña cantidad de té matcha, estos micronutrientes no tienen mucho peso. Por otro lado, el matcha contiene una mayor concentración de galato de epigalocatequina (EGCG) que otras variedades de té verde.

En la medicina occidental, no existen pruebas científicas claras de los efectos beneficiosos del matcha para la salud. 

Sin embargo, no se puede decir que el matcha sea perjudicial para el organismo, al menos no si compras matcha orgánico. Aunque los límites de residuos de plaguicidas en la UE están regulados y estrictamente controlados, siempre es mejor que el producto sea totalmente orgánico. Esto es especialmente importante en el caso del matcha, del que no solo se bebe el extracto, sino la hoja entera.

¿Cuándo se debe beber el té matcha?

Es mejor tomar té matcha por la mañana o a media mañana. Como el resto de tés, el matcha contiene teína, que tiene la misma estructura química que la cafeína y que tendría más o menos el mismo efecto que un espresso.

A diferencia de la cafeína del café, la cafeína del matcha está ligada a los taninos, que se encuentran en mayor proporción que en el café. Esto significa que nuestro organismo necesita más tiempo para absorber la cafeína y que absorbe una menor cantidad. El aminoácido L-teanina está también presente en este proceso.

El matcha no te ofrece un chute de cafeína rápido, sino que esta actúa lentamente y durante un periodo de tiempo más largo. Dependiendo de lo sensible que seas a la cafeína, deberías tomarte el matcha más temprano o más tarde. Como medida indicativa, lo mejor sería que no bebieras té matcha 6 horas antes de acostarte.

Cómo preparar correctamente el té matcha 

La preparación del té matcha se considera un arte y suele hacerse como parte de la ceremonia del té japonesa. Cuando vayas a comprar matcha, recuerda que siempre hay que comprarlo a granel, nunca en bolsas de té. Prepara tu matcha con cariño y considera el ritual una práctica para mejorar la atención plena. Cuanto más atención prestes al té, más conscientemente lo disfrutarás.

Al preparar el té matcha, la proporción de agua y polvo, la temperatura del agua y la técnica para batir la mezcla determinarán la consistencia y el sabor del té.

Preparación del matcha: batidor de bambú, cuenco y cuchara

En teoría, el matcha se puede preparar también en un vaso y utilizando una cuchara para batirlo. Sin embargo, el resultado no será el mismo: el té tendrá grumos y poco sabor. Sobre todo si has comprado un matcha caro, lo mejor es comprar un batidor tradicional de bambú, conocido por los japoneses como “chasen”.

Por otro lado, el mejor recipiente (y el más bonito, todo hay que decirlo) para preparar el matcha es en un cuenco conocido como “chawan” en Japón, que puede estar hecho de arcilla o cerámica. Los amantes del té saben que usar el cuenco adecuado es una parte importante de la ceremonia del té. Sin embargo, para el día a día tampoco es necesario usar este cuenco especial, cualquier bol de cerámica es una buena opción.

El último elemento del ritual del matcha es el “chashaku”, cuya traducción es cuchara de té y se utiliza para medir la cantidad de matcha. Tienen una forma muy peculiar: son muy delgadas, alargadas y están hechas de bambú. Con esta cuchara se obtienen las dosis ideales para preparar el té de matcha: dos cucharadas son aproximadamente 1 gr de matcha. Por este motivo, es una herramienta que no falta en ninguna ceremonia de té japonés.

5 pasos para preparar el té matcha

Normalmente, se añadirían unas 2 cucharadas de matcha en polvo para 70-80 ml de agua caliente, que debe estar a unos 80 grados. Comprueba las instrucciones que aparecen en la lata y síguelas siempre.

  1. Pon en remojo el batidor de bambú
    Sumerge el chasen en agua tibia durante 2-3 minutos para que las cerdas sean más suaves y puedas batir el té en polvo más fácilmente. 
  2. Tamiza el polvo de matcha
    Tamiza el polvo de matcha usando el cuenco y un colador fino, igual que si estuvieras tamizando harina. Así evitarás que se formen grumos cuando lo batas.
  3. Vierte agua en el cuenco
    Cubre con agua fría o tibia el matcha que tienes en el cuenco y que acabas de tamizar. Recuerda: solo una pequeña cantidad de agua que cubra el té verde. Esto te ayudará a batirlo.
  4. Bate el té verde
    Bate el polvo moviendo el batidor hacia la derecha y la izquierda. Sabrás que está listo cuando no quede nada de polvo, se forme espuma y obtengas una pasta verde uniforme.
  5. Vierte agua caliente
    Por último, vierte el agua caliente sobre esta pasta y huele tu matcha. Disfruta sorbo a sorbo y con todos tus sentidos.

Recetas con té matcha: ¡dale a tu comida un toque de color!

El té verde matcha no es solo una bebida excelente. También se puede usar en otras muchas recetas para aportar una dosis extra de energía, nutrientes y un aspecto diferente.

Receta de matcha latte proteico: un matcha latte con un toque de energía

Si no te gusta el más mínimo toque amargo, esta receta es para ti: nuestra proteína whey de vainilla le añade proteínas, cremosidad y un delicioso toque de vainilla a tu matcha latte.

protein matcha latte
©foodspring
Ir a la receta

Receta de smoothie proteico de matcha: un estimulante rico en vitaminas

¿Necesitas un poco más de energía por la mañana? Nuestro smoothie vegano y proteico de plátano, avellanas y matcha es justo lo que lo que estás buscando.

power matcha smoothie
©foodspring
Ir a la receta

Receta de tortitas verdes de matcha: el superdesayuno definitivo 

Si te gustan nuestras tortitas proteicas, no te podrás resistir a las tortitas de matcha. Te ayudan a darle un toque diferente a tus desayunos de los domingos y a cuidarte al mismo tiempo.

Matcha Pancakes
©foodspring
Ir a la receta

Nice cream de matcha: la versión más saludable del helado

¿A quién no le gusta el helado? Para desayunar, de postre, al final del día dando un bonito paseo… Si te apetece un helado un poco más saludable, échale un ojo a este nicecream de matcha: no contiene azúcar, es bajo en grasas y vegano. Lo único que necesitas son plátanos maduros y té verde matcha.

Nicecream Matcha
©foodspring
Ir a la receta

Conclusiones

  • El té verde matcha contiene cafeína, metabolitos secundarios, clorofila y EGCC.
  • A diferencia de otros tés verdes, con el té matcha se bebe la hoja entera. Por lo tanto, lo mejor es comprar siempre la versión orgánica.
  • Preparar de manera correcta el té verde matcha es crucial para disfrutarlo.
  • Si queremos usarlo en recetas, también se puede utilizar matcha de menor calidad.
Fuentes del artículo
En foodspring nos servimos únicamente de fuentes contrastadas y de calidad a la hora de redactar nuestros artículos, así como de estudios avalados científicamente. Descubre nuestras líneas editoriales y conoce de qué forma contrastamos los datos para ofrecerte sólo los contenidos más fiables.

Artículos relacionados