Lee en 4 min

Menos de 100 calorías: los alimentos más ricos y bajos en calorías para el verano

low-calorie snacks
Redactora de contenidos y entrenadora fitness
Lisa es, además de periodista cualificada, coach de fitness y meditación. En los últimos años ha trabajado para diversas publicaciones en el ámbito de la salud (física y mental), el lifestyle y el fitness, publicando gran cantidad de artículos sobre estos temas.

Tanto si estás siguiendo una dieta baja en carbohidratos como si solo quieres reducir la cantidad de calorías que ingieres durante un tiempo, hoy te traemos los diez alimentos bajos en calorías sin los que no podrás vivir este verano. ¿Te apetece descubrir también 10 recetas que puedes hacer en un abrir y cerrar de ojos? ¡Sigue leyendo!

En realidad, las calorías no son el enemigo. Al contrario: nuestro cuerpo depende de ellas como fuente de energía. Llevar una dieta equilibrada que contenga carbohidratos de alta calidad, grasas saludables y proteínas es fundamental para que nuestro organismo funcione bien. Como idea general, puedes combinar alguno de los 10 alimentos de los que te hablamos a continuación con frutos secos, aguacate, chips de coco, pescado o huevo, por ejemplo, y tendrás ante ti un snack muy saludable.

Consejo: ¿Quieres seguir una dieta baja en calorías? Aquí te dejamos un ejemplo de dieta baja en carbohidratos.

#1 Sandía

Refrescantes, muy dulces y con muy poca fructosa: las sandías nunca pueden faltar en nuestra mesa en verano. Al tener un índice glucémico bajo y ser 90% agua, esta fruta es perfecta no solo para matar el hambre, sino también para calmar la sed en los días más calurosos. Además, tiene un contenido de grasa bajísimo: solo 0,2 gramos por cada 100.

#2 Pomelo

Bueno para la digestión y para mantener las vitaminas en equilibrio: el pomelo no solo es una gran fuente de vitamina C, sino que también contiene muchas sustancias amargas, muy valiosas para el organismo. Y, además, el sabor ácido de los cítricos como el pomelo es muy refrescante.

#3 Plátanos

Es cierto que el plátano no es la fruta más baja en calorías, pero aporta energía y nos sacia rápidamente. Por eso, si tu nivel de azúcar en sangre se desploma mientras entrenas, un plátano es justo lo que necesitas. Otro de los puntos positivos de esta fruta es que contiene mucho potasio, magnesio, vitaminas del grupo B y vitamina C. Si quieres ponerte un poco creativo, ¿qué te parece preparar un delicioso nice cream de plátano y cacahuete? El mejor sustituto del helado normal y mucho más sano.

#4 Bayas

Las bayas, por ejemplo las frambuesas, los arándanos y otras frutas similares, son verdaderos todoterrenos: contienen numerosas y valiosas vitaminas, minerales, fibra y metabolitos secundarios. También tienen un sabor afrutado y dulce a pesar de que contienen poca fructosa. Son perfectas para combinar con yogures, porridge o en un batido de proteínas.

#5 Tomates

Los tomates son uno de los productos que más se consumen en España. ¿Será por su increíble sabor? ¿O porque son un 90% agua? Quizá también tenga algo que ver su gran contenido de potasio, vitamina C y vitaminas del grupo B. Además, son extremadamente bajos en grasa y calorías, así que no es de extrañar que los tomates sean una parte muy importante de la dieta mediterránea.

#6 Alcachofas

Las alcachofas también son una parte muy importante de la dieta mediterránea. Y lo cierto es que son un verdadero regalo del cielo por su alto contenido en fibra. Son la verdura perfecta para una ensalada de verano o una pizza baja en carbohidratos.

#7 Espárragos

¿Te puedes imaginar un verano sin espárragos? ¡Nosotros tampoco! Los espárragos llegan a nuestros platos ya en abril y son una verdadera delicia que podemos disfrutar todo el verano. Un punto a favor de esta verdura especialmente baja en calorías es que con solo 100 gramos se pueden cubrir aproximadamente un tercio de las necesidades diarias de ácido fólico. Además, los espárragos también contienen un montón de antioxidantes ¡y su sabor es delicioso!

#8 Skyr

Muy cremoso, bajo en calorías y una verdadera bomba de proteínas: el skyr es un yogur islandés que nos ha conquistado el corazón. 100 gramos de skyr contienen alrededor de 10 gramos de proteína. Este producto lácteo también tiene mucho calcio, de forma similar al quark y al yogur natural, pero su sabor es un poco más ácido, lo que le da un toque extra de frescura y lo hace perfecto para el verano.

#9 Queso cottage

Ya sea con melón, pepino o apio: el queso cottage combina de maravilla con cualquier verdura cruda. Perfecto para mojar, este producto lácteo contiene muchas proteínas, apenas grasa y pocas calorías. Consejo: Con una pizca de sal y un chorrito de limón, el sabor del queso cottage es aún más refrescante.

#10 Queso Harzer

Es cierto que el queso Harzer no es para todo el mundo, pero una vez le coges el gusto, ya no podrás sacarlo de tu lista de la compra. Este queso hecho a partir de leche agria tiene algo más de 100 calorías. No te alarmes todavía, porque por cada 100 gramos también contiene un montón de proteínas, concretamente 27 gramos. Además, el queso Harzer tiene un alto valor biológico, lo que significa que el cuerpo puede utilizar su proteína particularmente bien. Este queso bajo en calorías es perfecto para tomar en verano con unas tortitas de arroz o en ensaladas.

Conclusiones

  • Una dieta baja en calorías no tiene por qué ser aburrida. Hay muchos alimentos diferentes que contienen pocas calorías y que pueden combinarse de diversas maneras.
  • Las frutas, las verduras y algunos productos lácteos son bajos en calorías.
  • Las bayas y la sandía son frutas perfectas para tomar en verano. Con el plátano puedes hacer un delicioso nice cream.
  • Si buscas verduras bajas en calorías, quédate con los tomates, los espárragos y las alcachofas.
  • Productos lácteos como el skyr, el queso cotagge y el queso Harzer son bajos en calorías y ricos en proteínas.
  • Para que tu dieta sea lo más sana posible, combina alimentos bajos en calorías con grasas y proteínas saludables.
Fuentes del artículo
En foodspring nos servimos únicamente de fuentes contrastadas y de calidad a la hora de redactar nuestros artículos, así como de estudios avalados científicamente. Descubre nuestras líneas editoriales y conoce de qué forma contrastamos los datos para ofrecerte sólo los contenidos más fiables.

Artículos relacionados